Cómo pausar tu tienda online sin que el SEO sufra

31/03/2020
  • ¿Y si tengo que pausar mi tienda online? Vamos a darte algunas pautas para que no pierdas en unos días el trabajo de posicionamiento que llevas años haciendo.

  • Todo este asunto del Coronavirus está resultando muy complicado también para algunos  eCommerce.

    Esperamos que te está afectando lo menos posible, pero es probable que, ante las dificultades que se plantean (problemas con proveedores, logísticos y demás), te veas en la necesidad de cerrar temporalmente.

    Claro, en el caso del retail se baja la persiana y ya abriremos cuando pase el chaparrón. Hay muchas gestiones que hacer y es bastante traumático, pero en el momento en que esto sea un mal recuerdo la tienda seguirá en el mismo lugar para recibir a tus clientes.

    Cuando hablamos de pausar la actividad de una tienda online la cosa es, paradójicamente, más complicada desde un punto de vista técnico. No podemos o no debemos “tirar del cable” y listo porque, cuando queramos volver a enchufarlo, nuestra página se puede haber hundido en los rankings SEO.

  • Recomendación de Google: limitar la funcionalidad

  • Cuando hablamos de SEO, las recomendaciones de Google en realidad son algo más que meros consejos. Suponen la auténtica guía y un manual de lo que se debe hacer. Es su buscador y son sus reglas.

    Empecemos por pensar en el escenario ante el que nos encontramos. Se trata de una situación excepcional que implica parar de manera temporal.

    Google no entiende demasiado bien este tipo de cosas, con lo que lo más recomendable es mantener la página web operativa para que no desaparezcan las URLs, que el usuario siga accediendo al blog, las reviews y, por qué no, a las wishlists para hacer sus compras cuando sea posible.

  • Desgraciadamente, la función esencial de un eCommerce no se puede cumplir, así que debes evitar que el usuario se lleve a engaño. Para ello, es importante que tomes dos tipos de medidas: unas técnicas y otras de comunicación.

    Es vital que seas transparente en cuanto a las circunstancias que te hacen parar. Notifícalo en cualquier página que sea susceptible de generar tráfico orgánico por sí misma.

    Una buena opción es utilizar un pop-up que informe sin género de dudas a los visitantes. Aunque los banners son útiles, en esta ocasión se agradece un poco más de invasividad con una ventana emergente.

    Actualiza los datos estructurados de la página para asegurarte de que no muestran en los rich snippets disponibilidad en aquellos productos que no la tienen (en este caso todos).  Tampoco está de más actualizar las metaetiquetas, especialmente las descriptions para informar y eliminar llamadas a la acción que resulten contradictorias (compra ahora, envío en 24 horas…)

    Desactiva el carrito. Ya que no se puede vender, no dejes que el cliente haga todo el proceso para enterarse en el último momento de que no es posible. Eso sí, asegúrate de nuevo de comunicarlo para que no asocien esta falta de funcionalidad a un error técnico. Ponlo de manera destacada en las fichas de producto.

  • Ya que hablamos de producto, también es interesante que actualices la página para que no muestre stock donde no lo hay (incluso aunque sí exista, pero es la forma más resumida y eficiente de evitar compras temporalmente).

    Si tienes presencia en Google Shopping, es importante que actualices el feed con el atributo correspondiente para que no se muestre como disponible.

    Evidentemente, esto te lo decimos más como recordatorio que como consejo: deberás parar las campañas activas en SEM (Google Ads, Facebook Ads…) para no perder dinero en este periodo de inactividad. Lo mismo te decimos con respecto a Google My Business: actualiza la ficha lo antes posible.

    Por último te recomendaría que, una vez aplicados los cambios on page, mandes las páginas a crawlear de nuevo por Google. Si no son muchas, puedes mandar al bot directamente desde Google Search Console; pero si, por el contrario, el cambio es mayor, lo suyo es actualizar los sitemaps y volver a subirlos.

  • No recomendable: cerrar todo el sitio

  • Ya hemos avanzado que cerrar la web no es una buena idea. Ten en cuenta que, si Google la rastrea y ésta empieza a generar errores, al final terminará por entender que no existe de manera indeterminada, con lo que la sacará de los rankings porque no está dando servicio al cliente y, por lo tanto, no es relevante.

  • Cuando ese cese de la actividad es por un periodo muy limitado –como, por ejemplo, cuando se están haciendo labores de mantenimiento– se arregla con una página informativa que devuelve un código 503 (servicio no disponible). Aunque esto no aplicaría en el caso que nos ocupa.

    Si de todos modos has decidido tirar por la vía más radical y, a pesar de todo, quieres cerrar totalmente, puedes desindexar temporalmente el sitio desde Google Search Console –pero esto tendría un efecto muy negativo en el SEO de tu página.

    Espero que esto te haya servido de utilidad y, sobre todo, que si tienes que cerrar tu tienda sea por el menor tiempo posible. Seguro que es así.

  • ¿Qué método vas a utilizar para pausar tu tienda online? ¿Prefieres limitarla o vas a optar por un cierre total? Cuéntanos tus impresiones y decisiones en los comentarios.

  • Imágenes | Unsplash.

Jordi Ordoñez


Jordi Ordóñez és consultor eCommerce i SEO amb 16 anys d'experiència en projectes online. Ha assessorat a clients com Castañer, Textura, Acumbamail, Kartox o Casa Ametller. Escriu al blog oficial de Prestashop, BrainSINS, Marketing4ecommerce, Fotografía eCommerce, Socialancer, eCommerce-news.es i SEMRush entre d'altres. És redactor al blog d'Oleoshop.
comments powered by Disqus

Buscar entradas

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar la medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto