KPIs básicos para la salud de tu negocio

10/03/2020
  • Los indicadores de rendimiento son importantes, pero no te obsesiones. Estos son los KPIs básicos para garantizar la salud de tu negocio.

  • En cualquier negocio que se te ocurra es importante la capacidad para analizar lo que está ocurriendo. Esto siempre ha sido así, pero desde el momento en que las empresas se adaptaron al cambio de paradigma digital, todo se puede medir de una manera más precisa y eficiente.

    Es la era dorada de la analítica web para emprendedores y organizaciones de todo tamaño y condición.

    Pues precisamente de eso te vamos a hablar en esta serie de posts que arrancamos ahora mismo. Relájate y toma notas para empezar a aplicarlo a tu eCommerce.

  • ¿Qué son los KPIs?

  • Aunque se entiende por el contexto de la introducción, deberíamos explicar qué son exactamente esas siglas.

    Los KPIs (Key Performance Indicators) también se conocen como indicadores clave de rendimiento. Son aquellas métricas que definimos para controlar la evolución del negocio. Si se estancan o no llegan a los parámetros que marcamos como óptimos, la salud del negocio está en riesgo.

    Estos indicadores deben cumplir 2 premisas: ser objetivamente realizables y medibles dentro de un periodo concreto. “Vender más” no es un KPI, sin embargo “vender un 10% en el próximo trimestre” sí lo sería.

    No es que debas obsesionarte con los KPIs: son muy importantes, pero tampoco hasta el punto de condicionarte en todo lo que haces.

    Revisa tus expectativas y, en base a ellas, diseña tu estrategia. No te excedas en el rendimiento que puedes lograr de manera objetiva, porque vas a ir “con la lengua fuera” para hacerlo y, a la larga, eso te va a generar una cierta insatisfacción como emprendedor.

  • ¿Cuáles son los indicadores más importantes?

  • Aunque esto es algo que le corresponde evaluar a cada emprendedor y cada negocio, hay algunos que pueden servirte de utilidad para, una vez adaptados a la realidad del tuyo, aplicarlos.

  • #1 – Burn rate

  • No, no tiene que ver con el ratio de burnout o lo quemado que estás como empresario (no se me ocurre cómo se podría medir eso en términos de porcentaje).

    El burn rate se podría traducir como flujo de entrada negativo, es decir, la velocidad a la que quemas el dinero, especialmente cuando es superior a la de entrada del mismo.

    Este KPI es muy relevante en nuevas empresas y startups, sobre todo en aquéllas que aún están consolidando su nivel de ingresos y tienen que tirar de las aportaciones de los socios para funcionar. Cuando este ratio se dispara, la empresa está acortando su vida.

    ¿Un consejo? Pues que valores muy bien en qué es necesario invertir y el plazo de las amortizaciones de las inversiones que hagas. Mantén tu estructura lo más ligera posible: vivirás mucho más tranquilo si eres racional con el dinero que gastas al principio.

  • Para calcular tu burn rate tendrás que dividir  los ingresos por los gastos operativos de la empresa (salarios, alquileres, licencias…). Es decir: si ingresas 1.000€ al mes y tus gastos son de 1.500€, en ese mismo periodo tu burn rate será de 500€ que es, exactamente, la cantidad que te cuesta estar abierto.

  • #2 - ROI

  • Sin lugar a dudas el ROI es una de las estrellas entre los indicadores de rendimiento. Las siglas corresponden a Return On Investment, lo que se traduce literalmente como retorno de la inversión.

    Todo lo que se hace dentro de una empresa debe tener un objetivo estratégico, pero también un retorno en forma económica. Lo habitual es utilizar una sencilla fórmula en la que se resta el ingreso obtenido de una determinada acción del coste que ha supuesto, y se divide por lo invertido.

    Es un cálculo muy sencillo de realizar. Pero, al mismo tiempo, resulta muy representativo. Un ROI negativo es el indicador más sencillo de qué acciones hay que optimizar o, llegado el momento, detener.

  • Por poner un ejemplo fácil: resulta que estás obteniendo 3.000€ mensuales de una determinada acción o conjunto de acciones. Estas, a su vez, requieren de una inversión de 1.000€, lo que significa que el ROI es de 200%  ((3.000-1.000)/1.000=2 multiplicado por 100 para poder expresarlo como un porcentaje).

  • #3 – ROAS

  • En realidad este es un tipo de ROI pero aplicado exclusivamente a la publicidad. De hecho, las siglas corresponden a Return On Ad Spend (lo que en castellano es retorno de la inversión publicitaria).

  • Cuando hacemos campañas de captación, algo especialmente intensivo en determinados momentos, necesitamos evaluar hasta qué punto están siendo efectivas. Representan una partida de presupuesto muy importante como para no medirlo. 

    La fórmula es igual de sencilla, ya que basta con dividir los ingresos que generan las ventas por el importe invertido.

  • Imagina que tienes una campaña de Google Ads, por poner un ejemplo, que está reportándote 1.000€ mensuales en ventas. Para lograr ese nivel de conversión, estás invirtiendo 500€, por lo tanto el ROAS de esa campaña es de 2€ (1.000/500).

  • Estos 3 KPIs son básicos para garantizar la salud de tu negocio, pero hay bastantes más. Por eso te invitamos a leer la segunda entrega de esta serie que estará disponible muy pronto.

  • Imágenes | Unsplash.

Laia Ordoñez


Laia Ordóñez es experta en copywriting y Marketing de Contenidos aplicado al eCommerce. Es fundadora de Karyukai, desde donde crea, edita y supervisa contenidos para clientes como DueHome, Intersport, Kartox o Akira Cómics entre otros. Es editora jefe y redactora del blog de Oleoshop.
comments powered by Disqus

Buscar entradas

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar la medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto