Growth hacking: ¿qué es y para qué sirve?

10/05/2019
  • Seguro que has oído hablar del growth hacking pero... ¿sabes qué es y si sirve para tu empresa? Te lo explicamos y te damos algunas ideas.

  • El término “growth hacking” es un término muy de moda últimamente. Y como con todo buzz word, uno se pregunta si es todo apariencia o si hay algo de sustancia detrás. 

    Para saberlo, hoy vamos a ver qué es el growth hacking y vamos a preguntarnos si sus técnicas pueden servir para un negocio como el tuyo. ¿Vale la pena que lo tengas presente? ¿Que inviertas en él? ¿Que trates de aplicar algunas de sus técnicas?                                                         

    Aclaramos todas estas dudas y más.

  • ¿Qué es el growth hacking?

  • Antes que nada, te diremos lo que no es: no es nada ilegal ni que involucre forzar la seguridad de ningún sistema informático. Hacking o hacker son palabras que asociamos automáticamente a piratas informáticos, pero no es así necesariamente.

    Cualquier manipulación inteligente de un objeto o un servicio que nos ayude a conseguir un beneficio puede considerarse un “hackeo”. Tiene más que ver con el pensamiento lateral y la búsqueda de soluciones creativas que tengan una relación favorable entre recursos invertidos y beneficios logrados.

    Dicho de otra forma: el growth hacking es una filosofía que busca la implementación de acciones que nos hagan crecer rápido, partiendo de recursos mínimos o con los recursos más optimizados. También es conocido como growth marketing.

  • ¿En qué se diferencia del marketing de toda la vida?

  • Seguramente porque esta tendencia creció entre startups se haya visto influida por la forma de trabajar de estas:

    • El growth hacking se hace con los recursos justos: olvídate de grandes presupuestos para captación. Cada euro tiene que reportar algo tangible a cambio. ¿Branding? Esto es algo que vendrá dado: lo importante ahora es la conversión.
    • Se hace con la máxima agilidad: ¿Has oído hablar de la filosofía lean? Básicamente consiste en lanzarte al negocio lo más rápido posible, validar tu idea (o pivotarla) y no dejar de optimizar, escalando así el negocio en un ciclo infinito.

    Nosotros no diríamos que el growth hacking es una rama del marketing: resulta algo más parecido a una metodología. Los canales y las técnicas que utiliza son aquellas a las que estamos acostumbrados a manejar cada día en SEO, usabilidad, social media, email marketing… y no solo en marketing online: en retail también se puede hacer growth hacking.

    La clave es cómo se emplean esos recursos, buscando el resultado más rápido y priorizando siempre las acciones con mayor impacto. Para esto, hacen falta capacidad de análisis y agilidad a partes iguales.

  • Tácticas de growth hacking que puedes aplicar a tu negocio

  • Para dejar claro del todo en qué consiste y, de paso, darte unos cuantos consejos accionables y reales, vamos a ponerte algunos ejemplos.

  • #1 – Trabaja los lead magnets

  • Todo lo que implique sacar más rendimiento a los recursos que ya tienes es growth marketing. Da igual cuál sea la fuente de tráfico, que vengan de tu Instagram o te hayan encontrado en un buscador: convierte esas visitas en algo más utilizando un lead magnet. 

    Este término en inglés hace referencia a la utilización de un contenido como contraprestación a, por lo general, los datos del usuario o la suscripción a una base de datos. El lead magnet en sí mismo puede ser desde un eBook a un curso pasando por una demo de producto (incluso un descuento).

  • #2 – Crea una herramienta

  • En este mismo blog os hemos hablado de Ubersuggest, una herramienta gratuita para la investigación de palabras clave.

    En un momento determinado, los propietarios de la herramienta decidieron dejar de mantenerla, pese a que tenía un alto volumen de visitas mensuales monetizadas mediante la publicidad. Esto parecía que iba a ser el fin de una herramienta muy interesante, pero entonces apareció Neil Patel (un reputadísimo consultor en marketing online).

    Neil compró el dominio e integró Ubersuggest dentro de su site. Imagina la cantidad de tráfico que le inyectó esto de la noche a la mañana: solo hay que ver su gráfica en Google Trends.

  • Además, no se ha conformado con adquirir esta herramienta: le está dedicando muchas horas y recursos para mejorarla ahora que ha validado la conveniencia de la acción. Este acto de bondad aparentemente desinteresada tiene que estar procurándole un buen número de contactos y leads

    Piensa en qué modo puedes replicarlo tú. ¿Un recomendador de ventanas de aluminio? ¿Una herramienta que te ayude a planificar viajes? Lo importante es aportar valor y mantenerte en línea con tus objetivos de marca.

  • #4 – Referral marketing

  • Expande tu mensaje a través de los clientes que ya tienes. Muchas empresas utilizan esta técnica que se puede considerar growth hacking, según la cual se pide a los clientes que nos recomienden a sus familiares y amigos.

  • Si eres una marca con un gran branding, puedes confiar tu mensaje a la buena voluntad y a lo que te quieren tus compradores, pero como suele ocurrir, las cosas funcionan mucho mejor cuando se les ofrece algo a cambio. El clásico win-win en el que, por ejemplo, se le da un vale de descuento tanto al referido como al referidor.

  • ¿Ves como no es tan extraño esto del growth hacking? Ahora que sabes lo que es, ¿qué tácticas se te ocurren a ti? ¿Vas a poner alguna de ellas en práctica? Cuéntanoslo en los comentarios.

  • Imágenes | Pixabay, Google Trends.

Miguel Nicolás


Miguel Nicolás O’Shea es copywriter de toda la vida (más de 15 años trabajando en agencias) y especialista en Search Marketing (SEO y PPC). A partir de ahora va a aportar su experiencia en marketing online a Oleoshop, publicando con regularidad.
comments powered by Disqus

Buscar entradas

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar la medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto