Las 5 razones por las que decidiste emprender

14/01/2020
  • ¿Te ves reflejado en estas 5 razones por las que decidiste emprender? A veces vale la pena recordar por qué lo hiciste para seguir motivado.

  • Todos los que emprendemos, una vez resueltas las dudas legales como los trámites para darse de alta como autónomos y con el negocio en marcha, pasamos por algún momento en el que nos preguntamos: “¿Quién me mandaría meterme en este jaleo?” Esto es así siempre, y desconfía del que te diga lo contrario mientras se abanica con billetes.

    Montar tu propio negocio o buscarte la vida por ti mismo es algo tremendamente gratificante, te hace sentirte orgulloso de ti mismo muchas veces. Lo que pasa es que es una tarea muy demandante, por lo que no es raro perder la perspectiva.

    Hazte un café y acompáñanos a lo largo de este post, verás cómo te reencuentras con tus motivaciones. Estas son, seguramente, las 5 razones por las que decidiste emprender.

  • #1 – Para invertir en ti

  • No somos especialmente partidarios de esas frases que decoran las tazas o los carteles motivacionales de los coworkings de medio mundo. Pero lo cierto es que hay que estar de acuerdo con aquella que dice que invertir en uno mismo es la mejor inversión posible.

    Todos tenemos pasiones que nos impulsan, a las que muchas veces dedicamos gran parte de nuestro tiempo y dinero fuera de la realidad del trabajo. Lo que ocurre es que no todas las personas se atreven a dar un paso más y convertirlas en su medio de vida.

  • Otros emprendedores se mueven por la búsqueda del proyecto propio, dejar de generar para los demás, revertir su esfuerzo y talento en ellos mismos. En ambos casos, lo importante es poner los medios y la motivación a trabajar para nosotros mismos.

  • #2 – Para conciliar más y mejor

  • Uno de los principales inconvenientes de estar sometido al criterio de otros a la hora de desempeñar un trabajo es que, lógicamente, no dispones de la gestión de tu propio tiempo.

    Emprender es una muy buena forma de establecer tus prioridades. No vas a dejar de trabajar pero, sí adaptarás tu horario y esfuerzo al ritmo de vida de tu familia, no al revés como suele ocurrir.

  • Lo mejor de la conciliación no es solamente el hecho de estar ahí para los tuyos cuando quieres o lo necesitan; es que descargas a otros miembros de la familia de responsabilidades e, incluso, puede redundar en un beneficio económico al optimizar los gastos derivados de la atención a los hijos.

  • #3 – Para poder tomar las decisiones

  • El emprendedor se equivoca y acierta, como cualquier persona, pero lo hace en base a su propio criterio. 

    Recuerda ahora tu tiempo trabajado por cuenta ajena y la cantidad de veces que has visto claro lo que había que hacer para evitar un problema o explotar una oportunidad evidente a tus ojos. ¿Siempre te han hecho caso? Seguramente no, porque en las empresas cuenta el escalafón y suelen ser bastante rígidas con esto.

    En tu rol como motor del proyecto eres el máximo decisor: tú mandas y aplicas tu conocimiento e intuición. La única premisa es la productividad.

  • #4 – Para trabajar a tu ritmo

  • Adiós a trabajar desde las 9h a las 18h con una hora para comer y tener que desplazarte, atasco mediante, al centro de la ciudad cada mañana. Desde el momento en que emprendes un proyecto propio, pasas a marcar tus tiempos trabajando cuando eres realmente productivo y descansando cuando es preciso.

    Seguramente estés destinando más horas incluso que antes; esto es una constante en todos los que se lanzan al ruedo del emprendimiento, pero aún así eres mucho más feliz. Si quieres ir al gimnasio por la mañana y empezar tu jornada a las 11h no hay problema; si prefieres madrugar para hacer jornada intensiva todo el año, ¿quién te lo va a impedir?

  • Además de la flexibilidad horaria tenemos la geográfica, que no es en absoluto menor y es uno de los valores más apreciados por los emprendedores online. Trabajar de forma remota significa que solo necesitas una conexión a Internet y un ordenador portátil para estar sobre tu negocio, independientemente de conectarte desde tu oficina o una cafetería en la otra parte del mundo.

  • #5 – Para marcar los límites y respetarlos

  • Un emprendedor feliz es aquel que no solo define y marca sus propios límites, también tiene que ser capaz de respetarlos si no quiere acabar quemándose. 

    Una de las cosas que más hacen sufrir a la mayoría de los trabajadores son las invasiones del espacio y el tiempo personal. Emails, llamadas o mensajes a cualquier hora del día o, lo que es peor, en el momento en que libran. Tú tienes en la mano la posibilidad de establecer lo que es o no aceptable. Nadie que no seas tú te lo podrá imponer, así que juega bien tus cartas, y bajo ningún concepto te conviertas en tu propio explotador.

  • ¿Te das cuenta de la cantidad de cosas buenas que aporta emprender? ¿Cuáles son tus principales razones? ¿Añadirías alguna más? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

  • Imágenes | Unsplash.

Laia Ordoñez


Laia Ordóñez es experta en copywriting y Marketing de Contenidos aplicado al eCommerce. Es fundadora de Karyukai, desde donde crea, edita y supervisa contenidos para clientes como DueHome, Intersport, Kartox o Akira Cómics entre otros. Es editora jefe y redactora del blog de Oleoshop.
comments powered by Disqus

Buscar entradas

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar la medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto