10 consejos para ser un emprendedor feliz

22/03/2016
  • Al emprender un negocio, sea online o no, casi todo el mundo busca en cierto modo ser más feliz. Unos buscan horarios más flexibles que les permitan disfrutar más de sus relaciones personales o de sus aficiones; otros buscan un trabajo que les realice personal y profesionalmente; otros tratan de aportar más valor a la sociedad con sus negocios o servicios… Pero el común denominador es que todos ellos intentan mejorar su vida y la de los demás mediante el acto de emprender. Con motivo del Día de la Felicidad, que se celebró el pasado domingo 20 de marzo, desde Oleoshop te damos 10 consejos para ser un emprendedor feliz.

  • 1. Vive tu pasión (y no te olvides de cuál es)

  • Todos tenemos un motivo por el que hemos emprendido nuestro negocio, y normalmente ese motivo responde a una gran pasión. Quien emprende es porque persigue aquello que le hace feliz, aquello que le realiza. Pero el día a día puede convertirse en algo rutinario y puede hacer que nos olvidemos del motivo inicial por el que decidimos emprender. Sé consciente de ello y, de manera también muy consciente, recuérdate cada mañana quién eres y por qué haces lo que haces.

  • 2. Sigue aprendiendo siempre

  • La única manera de crecer tanto en lo personal como en tu negocio es seguir aprendiendo día tras día. No creas que por haber emprendido ya lo sabes todo: haz que cada día que pasa sea una fuente de aprendizaje, permítete aprender algo incluso de las cosas en apariencia más insignificantes. Reserva un rato al principio o al final del día para mantenerte en boga y aprender cosas nuevas relacionadas con tu momento vital o con tu negocio.

  • 3. Pasa a la acción (con realismo)

  • Si le das mil vueltas a tus ideas, al final acabarás por no hacer nada. Es genial que seas un emprendedor con un cerebro en ebullición, es fantástico que se te ocurran siempre un montón de mejoras para tu negocio. Pero si no las pones en práctica porque siempre las estás replanteando y rediseñando para que sean “perfectas” no habrá servido de nada que las tengas. Del mismo modo, si tienes un montón de ideas y pretendes ponerlas todas en práctica mañana mismo y todas a la vez, te sentirás desbordado e incapaz y al final no harás nada. Sé realista con lo que puedes hacer, haz un pasito cada día y no dejes que se apodere de ti el perfeccionismo. ¡Pasa a la acción!

  • 4. No pierdas el contacto con la realidad

  • No caigas en el error de hacer que toda tu vida gire alrededor de tu negocio. La realidad es otra cosa: debes trabajar para vivir, no vivir para trabajar. Aprende a apagar el ordenador a una hora decente para disfrutar de tu familia, no dejes de quedar con tus amigos por “tener mucho lío” y, si puedes, deja morir de vez en cuando la batería del móvil. El mundo no va a terminarse si ese pedido lo preparas mañana o si hoy no publicas nada en Instagram a las 22h de la noche. Para ser feliz hay que disfrutar de la vida, no sólo del trabajo.

  • 5. Sé generoso y justo

  • Hay una idea muy importante a retener si eres un emprendedor: trata bien a quien te encuentres en la subida porque serán los mismos con los que te encuentres en la bajada. Ten claro cuál es tu sitio y no pises a los demás, porque el juego sucio siempre acaba pasando factura. Llámalo justicia, karma o equilibrio cósmico: quien atenta contra los valores fundamentales siempre se lo acaba encontrando. Sé generoso y justo con tus empleados, con tus clientes, con tus proveedores; si llega un día en que las cosas no van bien, tendrás buenos aliados.

  • 6. Sé flexible

  • Como dijo el gran Bruce Lee, be water, my friend. La vida presenta muchos contratiempos y emprendiendo todos los días pueden convertirse en un auténtico reto, sobre todo al principio. Es muy posible que la realidad con la que te encuentres esté alejada de tus expectativas, así que regula esas expectativas siendo flexible y adaptándote a lo que la vida te vaya trayendo. Busca soluciones a los problemas, pero sin desesperación y sin luchar contra la realidad, sino amoldándote a ella.

  • 7. Sé asertivo

  • Sé generoso y trata bien a la gente, sí, pero no dejes que te tomen el pelo. Si un proveedor no están funcionando, dale un par de oportunidades y si la cosa no va bien deja de trabajar con él. Lo mismo se aplica a empleados, clientes, asociados, etc. Gran parte de la felicidad de un emprendedor viene de tener una visión clara y de contar con la seguridad de ponerla en práctica pese a los contratiempos. Si alguien se convierte en una piedra en el camino que te impide conseguir tus metas, déjalo marchar sin miedo.

  • 8. Respeta a tu ecosistema

  • Una de las cosas que Tim O’Reilly, fundador de O’Reilly Media, siempre menciona en sus conferencias es la necesidad de que las empresas sean respetuosas con el ecosistema que ha permitido su surgimiento. Trabaja cada día teniendo claros tus objetivos, pero no dejes que te ciegue la ambición: el objetivo de un negocio no debería ser obtener más inversiones o ganar cada vez más dinero, sino mejorar su ecosistema con todo lo que ello implica.

  • 9. Aporta valor siempre

  • Muy ligado al punto anterior está la aportación constante de valor a la sociedad. El objetivo ulterior de todo negocio debería ser aportar un valor social que nadie aporta o que sí se aporta pero con algunas deficiencias mejorables. Ahí entraría tu negocio y el sentido de su existencia. Pero no te olvides de que, a medida que crezca, tu negocio debe seguir aportando valor o de lo contrario su existencia dejará de tener sentido y, en consecuencia, se quedará sin clientes.

  • 10. Muévete

  • Muévete en dos sentidos: por un lado, mueve el esqueleto para mantenerte en forma, sano y liberar endorfinas; mantener tu bienestar y tu equilibrio entre cuerpo y mente es crucial para ser un emprendedor feliz. Pero también muévete y busca, sal de la oficina y pisa la calle, estate atento a lo que pasa, absorbe, ve a eventos y busca inspiración para mejorar, crecer, diversificar y continuar creciendo junto con tu negocio.

    ¿Qué opinas de estos 10 consejos para ser un emprendedor feliz? ¿Echas de menos alguno? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

    Imágenes | Fotolia. 

Laia Ordoñez


Laia Ordóñez es experta en copywriting y Marketing de Contenidos aplicado al eCommerce. Es fundadora de Karyukai, desde donde crea, edita y supervisa contenidos para clientes como DueHome, Intersport, Kartox o Akira Cómics entre otros. Es editora jefe y redactora del blog de Oleoshop.
comments powered by Disqus

Buscar entradas

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar la medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto