Tu bienestar es tu negocio: autocuidado para emprendedores (1)

19/02/2020
  • Recuerda esto: “Tu bienestar es tu negocio”. Grábatelo y no olvides que el esfuerzo solo tiene sentido si es para vivir mejor. Tu autocuidado es importante.

  • Emprender es un camino largo y, en ocasiones, bastante exigente. Pero somos humanos, aunque algunas veces nos miren como a aliens y nosotros nos lleguemos a creer que somos capaces de proezas de protagonista de peli de Marvel… tenemos límites físicos, intelectuales y emocionales. 

    Con este post queremos darte algunas pautas para que no los sobrepases y pienses un poco más en ti como persona antes que como mano de obra de tu propio negocio... y te acabes preguntando por qué decidiste emprender.

    Desconectar, respirar, buscar tu tiempo¡cuidarte! Eso hace que tu estilo de vida sea más saludable y, consecuentemente, que tu negocio también goce de mejor salud.

  • Autocuidado para emprendedores

  • #1 – Ni desde que te levantas ni hasta que te acuestas

  • Piensa por un momento en lo primero que haces cuando abres los ojos… ¿a que vas directamente a mirar el móvil? Esto es un error de bulto.

    Lo que ocurre cuando echas un rápido vistazo a la bandeja de correo es que entras inmediatamente en modo trabajo. Puede que estés sentado en la cama, aún en pijama, pero la cabeza empieza a darle vueltas a todo lo que hay que hacer y, de alguna forma, a generarte inquietud.

    Si haces lo mismo por la noche, te acostarás con esa ansiedad pensando en mil detalles que, objetivamente, no puedes solucionar en ese momento.

    Establece tus márgenes de seguridad con momentos para ti. Por la mañana desayuna tranquilamente, date tu tiempo para aterrizar. El momento del (primer) café es para ti, no para el negocio.

    Por la noche procura tener un rato libre de pantallas antes de dormir. Lee, pinta o mira una serie. Cosas que te relajen y te alejen del trabajo.

  • #2 – Respeta las horas de sueño

  • No te equivoques: acostarse tarde trabajando no es ser un emprendedor más productivo. El cuerpo necesita sus horas de descanso, y si se las escatimas se disparan muchos riesgos.

  • En primer lugar, si lo haces sube tu nivel de irritabilidad. Esto es algo que todos hemos comprobado: si no dormimos bien, nos volvemos insoportables con los demás y esto repercute en nuestra vida social y laboral.

    Si la falta de sueño persiste en el tiempo, podemos caer con más facilidad en situaciones de ansiedad que nos arrastren a comportamientos compulsivos: comer sin límite, fumar, beber alcohol…

    También a la larga se puede llegar a caer en depresiones, pérdida de cabello o envejecimiento prematuro al no regenerarse la piel idóneamente. Incluso se relaciona como un factor de riesgo en problemas cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.

    Dormir no es una pérdida de tiempo o algo que se pueda obviar: es una de las bases del autocuidado.

  • #3 – Sal a la calle

  • Y hazlo de día a ser posible. No caigas en la tentación de encerrarte en tu despacho porque, cuando te quieras dar cuenta, será media tarde y no habrás sentido la luz del sol.

    Pisar la calle sirve para oxigenarte, así que intégralo en tus rutinas. Es interesante que no dejes las tareas de “fuera del cascarón” para última hora del día. ¿Tienes que ir a Correos? ¿Necesitas comprar suministros de algún tipo? Pues aprovecha y ve dando un paseo. De hecho, también puedes aprovechar para hacer algunas llamadas de trabajo mientras das una vuelta.

    Caminar te ayuda a romper con la rutina, recibes el sol en la cara con su aporte de vitamina D, liberas estrés, evitas el sedentarismo

  • #4 – Haz ejercicio

  • Una cosa nos lleva a la siguiente. El sedentarismo es demoledor para las personas que trabajan delante de un ordenador durante horas y horas. Dolores de espalda y cuello, contracturas, problemas circulatorios, tendencia al sobrepeso… 

    Caminar es altamente beneficioso. Y, si hilamos con algunos de los puntos anteriores, es algo que puedes hacer antes de empezar a trabajar por la mañana mientras escuchas música como parte de ese tiempo para ti.

    Si prefieres ir al gimnasio es otra buena opción, claro. Como sugerencia, te diría que lo mejor es apuntarse con alguien y aprovechar para hacer un poco de vida social. Además siempre cuesta menos cuando hay alguien que tira un poco de ti, ¿verdad?

    Existe un término medio en todo esto que a lo mejor te resulta interesante. Hay personas que, para evitar la vida sedentaria, han optado por eliminar la silla de su escritorio y trabajan en mesas altas que les obligan a estar de pie. Incluso existen versiones de estas mesas de trabajo que incorporan cintas de andar para que te muevas en el sitio.

  • #5 – Pausas y descansos

  • No se puede mantener la concentración de manera indefinida: el cerebro necesita sus pausas para seguir funcionando de manera eficiente. De nuevo es importante no confundir el trabajar mucho con trabajar mejor.

    Te recomiendo que incorpores a tu rutina de trabajo una serie de pausas activas. Cada 2 horas levántate del ordenador y realiza algunos movimientos de rotación articulares y estiramientos en brazos y piernas cuello. También puedes dedicar 5-10 minutos a dar una vuelta a la manzana o subir y bajar escaleras.

    Todo lo que active tu cuerpo, al tiempo que despeja tu mente y da descanso a tus ojos de la pantalla, será más que bienvenido.

    Otra cosa importantísima: las vacaciones no son un lujo, son necesarias. Nadie –ni tú, ni yo, ni ninguna persona del mundo– puede estar a pleno rendimiento 24/7 y los 365 días del año.

  • Necesitas cambiar de aires y, durante unos días, no mirar el teléfono. La empresa no se va a hundir porque tú te concedas un respiro. Al revés: verás cómo esa energía renovada hace crecer tu negocio.

    Esto son los 5 básicos del autocuidado junto a la alimentación saludable, que es tan obvia que casi no hace falta ni mencionarla: menos grasas, más pescados, carnes magras y vegetales.

    Seguro que has identificado entre las cosas que haces mal más de una. Es normal: el ritmo al que nos movemos, unido a los rasgos de carácter que los emprendedores tenemos de manera común, nos suele llevar a todos a caer en ellos en algún momento de nuestra vida profesional.

  • ¿Te parecen interesantes estas pautas de autocuidado para emprendedores? ¿Quieres algunos consejos más? ¡Aquí estamos para ayudarte!

  • Imágenes | Unsplash.

Laia Ordoñez


Laia Ordóñez es experta en copywriting y marketing de contenidos para eCommerce. Es Marketing & Content Manager en DueHome, consultora independiente en copywriting y contenidos, y editora jefe del blog de Oleoshop.
comments powered by Disqus

Buscar entradas

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar la medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto