10 trucos de product layout para retail

23/08/2017
  • Vende más y vende mejor con estos 10 trucos de product layout para retail. Aplícalos y verás mejores resultados en tu tienda en poco tiempo.

  • La configuración de una tienda física y la disposición de los productos dentro de ella son un factor táctico de conversión. En el post de hoy, te proponemos nada menos que 10 trucos de product layout para retail con los que podrás sacarle partido a la dimensión más física de tu local.

    No te limites a apilar productos en lineales: colócalos siguiendo nuestros consejos y conseguirás que trabajen por ti.
  • ¿Qué es el product layout para retail?

  • Con este término nos referimos a la forma en la que mostramos los productos de nuestra tienda física a los visitantes.

    Dentro de una estrategia de product layout bien definida, necesitamos controlar aspectos como el flujo de los visitantes a determinadas áreas de la tienda, los productos adyacentes entre sí, el tipo de distribución que permiten los estantes o lineales…

    Nada debe quedar al azar, porque está demostrado que una disposición correcta de los productos, basada en la psicología y los hábitos del cliente, incrementa las ventas de manera efectiva.
  • Trucos de product layout para retail

  • ¿Preparado? Empezamos ya con una batería de trucos que potenciarán al máximo tus ventas.
  • #1 – Crea un área de descompresión

  • No es en absoluto recomendable que llenes de productos la entrada de la tienda. Cuando el cliente entra en un establecimiento, y más si lo hace por primera vez, necesita unos segundos para ubicarse y ajustar su atención a lo que le brinda el nuevo entorno.

    La entrada tiene que ser un espacio que genere sensaciones positivas, que venda la tienda y no el producto. Así que despeja el camino.
  • #2 – A la derecha y un tercio

  • Aquí se combinan dos patrones que se repiten en el comportamiento de los compradores: por una parte, la tendencia a entrar y girar a la derecha de forma natural. Y, por otra, la cuestión atencional, ya que se estima que los clientes prestan más atención al contenido del tercio final de la tienda.

    Teniendo en cuenta estos dos factores, ya sabes dónde tienes que colocar los productos que más te interese potenciar.
  • #3 – Diseña el product layout pensando en el cliente

  • Tómate el tiempo suficiente para estudiar tu negocio y entender a tu público. Si la principal motivación es el precio o el estilo, destaca los productos que cumplan con estos atributos por encima del resto.
  • #4 – Crea atracciones visuales

  • El mejor ejemplo es el de la llamada mancha de color.

    Esto ocurre cuando posicionamos juntos todos los productos de una misma marca. Si el branding y la imagen gráfica de la misma está bien pensado para retail, desde una determinada distancia estaremos generando un impacto mediante el color corporativo de la misma.
  • Principalmente el beneficio es para la marca, que consigue diferenciarse de los productos adyacentes y ser reconocida más fácilmente por el público. Pero también para ti, especialmente si te interesa que esa marca tenga una buena rotación.
  • #5 – Venta cruzada apoyada en product layout

  • Juega con los hábitos y las preferencias lógicas de los compradores posicionando productos relacionados en proximidad, y potenciarás la venta conjunta.

    Si colocas los cepillos de dientes eléctricos junto al dentífrico, o el vinagre junto al aceite, estás creando asociaciones de consumo lógicas en la mente del cliente. Y la compra asociativa se produce casi por impulso.

    Otra idea es plantear sets completos. Imagina el ejemplo de una tienda de moda en la que se muestra el outfit entero y perfectamente conjuntado: vestido, zapatos, bolso y complementos… Un modelito completo que los clientes tendrán muchas ganas de comprar tal cual.
  • #6 – Impide la aglomeración

  • Sabemos que el espacio es limitado en una tienda, pero tampoco debemos confundir el aprovechamiento con la saturación.

    La aglomeración de productos tiene dos efectos muy negativos sobre el cliente:

    • Los expositores abarrotados no permiten apreciar los productos e incluso, en muchas ocasiones, cuesta manipularlos.
    • Ausencia de privacidad ya que, cuando una persona se encuentra con otra en el mismo espacio, tiene cierta tendencia a irse.
  • #7 – Elige con cuidado los expositores

  • Seguramente vendas más de un tipo de producto diferente con sus propias características. Por eso, asegúrate de que los muebles que utilices para exponerlos sean lo suficientemente versátiles para cualquiera de ellos.

    Es muy importante que el cliente pueda acceder a ellos sin trabas.

    Por otra parte, hay veces que los expositores parecen casi instalaciones artísticas. No permitas que opaquen el producto, que es lo realmente importante.
  • #8 – Destaca los productos que se venden más

  • A veces, intentamos darle una posición relevante a un producto que no acaba de arrancar. Esto es un error incluso aunque se aumenten las ventas, porque nunca lo harán en la proporción que lo haría tu producto estrella.

    Reserva el espacio prominente para aquello que atrae clientes a la tienda, lo que tienes en el escaparate o incluso es protagonista de tus campañas de captación y publicidad. Haz que el cliente encuentre lo que busca.
  • #9 – Deja que fluya el tráfico… pero no tanto

  • No quieres que los clientes encuentren obstáculos, de hecho es una de las premisas cuando diseñas el layout de la tienda (disposición de secciones y lineales).

    Aunque esto es así, también es cierto que necesitas que los clientes pasen cierto tiempo dentro del establecimiento. Así que siempre es una buena idea poner unos reductores de velocidad (no obstáculos). Se trata de pequeños expositores con productos interesantes en el camino del visitante.
  • #10 – La compra por impulso

  • Si hay un lugar apropiado en el product layout de cualquier retail para esos pequeños objetos de bajo coste y alta impulsividad, ese lugar es la línea de cajas.

    Cuando el cliente no tiene más remedio que esperar cola, y con esa predisposición especial a la compra, es muy fácil que caiga en la tentación. Precisamente, ese estado de ánimo favorable a completar la compra que se tiene al ir a pagar también influirá en añadir ese último producto en el último momento.
  • Esperamos que estos trucos de product layout para retail te sean útiles. ¿Los aplicas normalmente? ¿Te hemos descubierto alguno que no conocías? Nos encantará que nos lo cuentes en los comentarios.

  • Imágenes | Pexels, Unsplash.

Laia Ordoñez


Laia Ordóñez es experta en copywriting y marketing de contenidos para eCommerce. Es Marketing & Content Manager en DueHome, consultora independiente en copywriting y contenidos, y editora jefe del blog de Oleoshop.
comments powered by Disqus

Buscar entradas

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar la medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto