Caso de éxito eCommerce: la historia de Antonio Miró (1)

22/02/2021
  • Hoy exploramos un caso de éxito eCommerce que conocemos de primera mano en Oleoshop. Descubre la historia de Antonio Miró y cómo se ha adaptado a lo digital.

  • Hoy  vamos a hablarte de una de las figuras más reconocidas de la moda nacional, con una carrera que se prolonga varias décadas; un auténtico pionero y revolucionario en casi todos los aspectos que se pueda imaginar. Ha sido más que un testigo de su tiempo; en realidad se ha ganado por sí mismo el título de protagonista.

     Hablamos de una marca con nombre y apellido: Antonio Miró.

  • Antonio Miró: el hombre detrás de la marca

  • No se podría entender nada de lo que vamos a hablar sin hacer antes un análisis de la trayectoria y la figura de Antonio Miró.

     Nacido en 1947 en Sabadell, tenía el gen emprendedor con una prevalencia incluso más fuerte que la de la pasión por la moda, que llegó después. Aunque él quería ser músico, entró en el mundo de la sastrería de la mano de su padre.

  • Éste, por aquel entonces, era comercial del sector textil e introdujo a su hijo en el mercado laboral trabajando en una fábrica local.

  • INSIGHT: Como ocurre en otros muchos casos de éxito basados en la figura de un emprendedor, es importante entender su origen para ver cómo se proyecta en la marca. Antonio Miró empezó por la base del negocio: el producto. Esto ya marca una diferencia con respecto a otros emprendedores con una formación más académica y menos práctica.

  • Surge Groc

  • Con menos de 20 años, le surgió la primera oportunidad de emprender de verdad. Y lo hizo junto a otro miembro de su familia: su hermano Esteban. Estamos hablando de finales de los años 60, con lo que huelga decir que Internet no era todavía una opción ni remota.

     Ambos hermanos se lanzaron al retail y lo hicieron por la puerta grande. Su tienda y su marca –ambas bajo el nombre de Groc– aparecieron como por arte de magia en Platja D’Aro. Por aquel entonces, no había nada más de moda en Girona ni en toda Cataluña que esta efervescente localidad de la Costa Brava, situada en un enclave privilegiado y llena de actividad.

     Y así creció la marca, rodeada de exclusivas boutiques y marcas Premium y haciéndose un hueco por sí misma. Lejos del divismo de ese tipo de establecimientos y con un trato más cercano, se convirtió en todo un icono hasta su cierre en 2015.

  • INSIGHT: Elegir el canal apropiado es básico para ampliar las posibilidades de éxito de cualquier negocio. En este sentido, apostar por el lugar más cool era toda una declaración de intenciones. Al mismo tiempo, en el lugar más cool no te diferencias si solo te guías por la fachada. Por este motivo, Groc apostó por ser un poco la nota discordante: en un entorno de apariencias, apostó por la autenticidad y el trato directo.

  • Era el momento apropiado en el lugar preciso, pero aún así no podemos restarle valor a algo que venía “de serie” con Antonio: el producto y el diseño. Las prendas que se vendían en Groc no eran más de lo mismo.

     En una época un tanto gris, los hermanos Miró generaron un enorme impacto con su propuesta de ropa masculina mucho más colorista y arriesgada aún dentro de la sobriedad. En una España que estaba lejísimos de Europa, ese estilo fresco pero elegante fue todo un soplo de aire fresco. Polos, chaquetas de corte casual… todo ello con un aire artesanal.

  • INSIGHT: Incluso en un segmento elevado, podemos encontrar un posicionamiento de marca diferente si sabemos jugar nuestras bazas. Antonio Miró supo destacar con un enfoque diferente: diseño moderno, de calidad, alejado de los dogmas  y en un precio medio-alto. Inventó el icono de hombre joven, moderno, diferente, bien educado y mediterráneo, algo que simplemente no existía por aquellos tiempos.

  • De Toni a Antonio Miró

  • Groc era todo un éxito entre los barceloneses, así que la evolución lógica era llevar la marca a la ciudad condal. De ahí que abrieran una segunda tienda en plena capital catalana (segunda tienda propiedad de los hermanos, nunca una franquicia).

  • Pero con la llegada a Barcelona, también nació una segunda marca. Era el año 1976 y fue cuando empezó la andadura de la marca Antonio Miró tal y como la conocemos. Sus prendas ganaron rápidamente a un público que ya estaba cautivado por el estilo de Toni Miró, tan personal, con una grandísima materia prima y un corte impecablemente elegante dentro de la sencillez.

     Las prendas de Antonio Miró salieron de Barcelona rumbo a las pasarelas de París, Roma o Milán. El aire mediterráneo de sus colecciones y una sorprendente apuesta por la atemporalidad en un mercado que se rige de manera muy estricta por la estacionalidad y las colecciones temporales fueron sus apuestas ganadoras.

     El éxito de la marca fue tal que incluso llevó a la compañía a diseñar los uniformes de los deportistas españoles que desfilaron durante las Olimpiadas de Barcelona, uno de los hitos históricos más importantes de su momento.

  • INSIGHT: Exportar una moda demasiado local puede no ser factible, incluso ahora que los gustos y estilos están globalizados. Por eso, Miró hizo un ejercicio en el que redefinió algunos de sus parámetros e, incluso, decidió promocionar su marca como modisto antes que una que, además, contaba con la circunstancia de ser una palabra en catalán y podía ser más difícil de interpretarse en el contexto de otros países.

  • El marketing de la moda

  • Antonio Miró se ha caracterizado siempre por su capacidad para sorprender. Nunca ha perdido ese carácter inconformista, rebelde e incluso provocador.

     Podemos ver cómo esta marca fue una de las pioneras en transformar los desfiles de moda en algo más real y más cercano al público. No dudó en subir a la pasarela a personas normales, con medidas normales y en una horquilla de edad muy superior a la habitual.

  • Incluso llevó a cabo acciones inclusivas aunque no exentas de controversia, convirtiendo, por ejemplo, en modelos a inmigrantes senegaleses llegados a España en cayuco.

  • INSIGHT: No es fácil redefinir unos estándares tan convencionales como, en el fondo, son los de la moda. Miró sobrepasó todas las líneas rojas y convirtió la polémica en un altavoz para mostrar lo que realmente quería poner en el escaparate: sus creaciones.

  • Diversificando

  • Algo que es muy evidente al acercarnos al universo de Antonio Miró es que se trata de una marca que no vende ropa. Mejor dicho: no vende solo ropa.

     Su filosofía es transversal a todo lo que podemos encontrar en tiendas físicas o en Internet: proyecta un estilo de vida mediterráneo, elegante y sin complejos.

     Por eso mismo, siempre ha ido más allá de la ropa de hombre y de mujer para un determinado código de etiqueta, presentando opciones para cualquier contexto vital. Pero la ropa no es lo único que define el estilo de una persona; por eso, podemos encontrar complementos, un perfume o muebles con la firma del diseñador.

  • INSIGHT: Proyectar tu idea de negocio basándote en el estilo de vida es una forma de completar y enriquecer la experiencia del cliente. Le estás dando todo un contexto vital en el que encajan múltiples líneas de producto.

  • Esta manera de hacer tan especial y tan única de Antonio Miró ha tenido que adaptarse a la llegada del mundo digital. ¿Quieres saber cómo Antonio Miró ha llevado todo su universo al eCommerce? Presta atención al próximo post que ya estamos preparando.

  • Imágenes | Unsplash.

Laia Ordoñez


Laia Ordóñez es experta en copywriting y marketing de contenidos para eCommerce. Es Marketing & Content Manager en DueHome, consultora independiente en copywriting y contenidos, y editora jefe del blog de Oleoshop.

Buscar entradas

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar la medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto