Modalidades de financiación para emprendedores

26/03/2020
  • A veces se necesita un extra de liquidez, así que no está de más conocer las modalidades de financiación para emprendedores que existen.

  • El hecho de montar tu propio negocio requiere, entre otras cosas, un cierto flujo de dinero. Sí, es muy romántico hablar del autoempleo como un camino de rosas en el que uno persigue su sueño y consigue objetivos personales solo con el esfuerzo y la creatividad, pero no es así del todo.

    Se dan muchas circunstancias en las que la empresa necesita recurrir a la financiación para seguir creciendo o superar un pequeño bache. Por muy saneadas que estén sus cuentas, la inmensa mayoría de empresas que conoces lo han hecho en algún momento. Así que vamos a ver cómo puedes hacerlo tú también.

  • ¿Qué debo preguntarme antes de buscar financiación?

  • Evidentemente, esta es una decisión que no se puede tomar a la ligera porque, al fin y al cabo, nos afectará en el futuro inmediato del negocio. Lo malo de la financiación es que suele tenerse que devolver y eso genera unos plazos, pagos e intereses. 

    Lo primero que tienes que pensar es en la cantidad de dinero que realmente necesitas.

    Así, de manera general, podemos ponernos en el supuesto de tener que pagar a un proveedor cuando tenemos pendiente cobrar una factura a 60 días (algo demasiado corriente).

    También puede ser que necesites invertir en una nueva máquina para llevar a cabo tu actividad. En este caso, necesitas tener claro qué impacto va a tener esta máquina en la productividad de tu negocio y cuándo se habrá amortizado efectivamente.

  • Para esto, lo mejor es que hagas una proyección de cash flow en la que valores de la manera más precisa posible tus necesidades y cuál es tu capacidad de generar recursos por sí misma. 

    Esto responde a la pregunta clave: ¿tengo capacidad para devolver el crédito en los plazos y condiciones estipuladas? ¿Qué margen de error es el que manejo?

    También puede afectar cuando cedemos parte del negocio a un tercero como contraprestación a una cifra económica para crecer o garantizar la viabilidad.

    En este caso, las implicaciones son más estratégicas y de control que directamente económicas, pero también debemos valorar hasta dónde estamos dispuestos a ceder.

  • Modalidades de financiación para emprendedores

  • Con todo lo comentado en el punto anterior perfectamente claro, podemos plantearnos dar el siguiente paso y comenzar a valorar diferentes modalidades de financiación a las que tienes acceso para emprender.

  • #1 – F.F.F. (Friends, Family and Fools)

  • Es la forma en que muchos emprendedores arrancan su negocio. Básicamente, consiste en financiarse mediante los fondos que pueden aportar tus familiares, amigos y algún que otro “incauto” con la misma fe en tu proyecto que tú. 

    Muchos emprendedores han conseguido así  una aportación financiera en condiciones más ventajosas que las de un banco. Es cierto que puede generar también una tensión en el círculo personal, pero Jeff Bezos lo hizo para montar Amazon y digamos no le fue mal del todo.

  • #2 – Inversión privada

  • Siempre hay profesionales dispuestos a invertir en negocios de futuro. Tienes la opción de diseñar un plan de viabilidad a corto, medio y largo plazo para acudir a esta modalidad de financiación para emprendedores.

    Por una parte, podemos solicitar un crédito semilla para poner en marcha el negocio. En este caso, tendremos que negociar directamente con el inversor el porcentaje de la empresa que estamos dispuestos a ceder a cambio del dinero o los plazos e importe de la devolución del mismo.

    Si la empresa ya está en marcha y buscamos hacerla crecer, otra opción son los fondos y sociedades de capital riesgo. Estas entidades analizan el estado del negocio y su proyección, y en función de ello ofrecen financiación y recursos a medio o largo plazo de manera temporal.

    Lo mejor de las empresas de capital riesgo es que no solo aportan liquidez: también asesoran y ayudan en la toma de las decisiones desde su experiencia.

  • También en la inversión privada podemos englobar a los llamados Business Angels que, a diferencia de las sociedades de capital riesgo, aportan sus propios fondos personales con el mismo objetivo: la rentabilidad para ambas partes. Digamos que la implicación va un poco más allá.

  • #3 – Entidades bancarias

  • En este sentido, seguro que el banco en el que tienes las cuentas de tu negocio te están ya bombardeando con ofertas de créditos, incluso con el clásico email o notificación de préstamos preconcedidos que solo tienes que firmar y listo. 

    El principal consejo que te podemos dar en este caso es que no te quedes por comodidad con el primero que te llegue. Es mucho mejor que valores y compares otras opciones antes de tomar la decisión final. Tienes que analizar en detalle aspectos como:

    • TAE (Tasa Anual Equivalente): esto determinará el interés que genera un crédito, lo que tendrás que pagar a largo plazo sumado a la cantidad del préstamo.
    • TIN (Tasa de Interés Nominal): este el tipo de interés efectivo que se pacta con la entidad.
    • Importes máximos y mínimos.
    • Plazos máximos y mínimos.

    En Internet puedes encontrar diferentes comparadores de productos financieros para empresas y autónomos que te ayudarán a tener una visión más amplia. De todas formas, esto es algo que debes negociar directamente con cada entidad.

  • #4 – Financiación pública

  • El Estado también ofrece algunas ayudas y líneas de crédito. Son muy conocidas las llamadas líneas ICO, que permiten financiar a emprendedores y empresas en condiciones bastante ventajosas. 

    Gracias a ellas, se pueden financiar diversas actividades empresariales a todos los niveles (tanto a nivel nacional como para la internacionalización de los negocios).

    Además de estos ICOs, deberías investigar un poco para ver si tus circunstancias te pemiten acceder a algún tipo de subvención o incentivo tanto a nivel local como nacional.

    Existen determinadas reducciones y bonificaciones de la Seguridad Social, para la contratación de trabajadores (y así poder delegar un poco), para la conciliación… Puedes consultar algunas de estas en la web del SEPE, pero no estás de más que te acerques a hablarlo con un asesor.

  • ¿Cuáles de estas modalidades de financiación para emprendedores has utilizado? Desde tu experiencia ¿cuál recomendarías? ¡Te leemos en los comentarios!
  • Imágenes | Unsplash.

Laia Ordoñez


Laia Ordóñez es experta en copywriting y marketing de contenidos para eCommerce. Es Marketing & Content Manager en DueHome, consultora independiente en copywriting y contenidos, y editora jefe del blog de Oleoshop.
comments powered by Disqus

Buscar entradas

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar la medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto