FaceApp: la privacidad en redes sociales no es un juego

26/07/2019
  • Si no has estado en Marte de vacaciones, seguro que has visto el revuelo con FaceApp. Pero mucho ojo: la privacidad en las redes sociales no es un juego.

  • Si has estado mínimamente conectado/a a Internet en las últimas semanas, te habrás topado en algún momento con FaceApp, una app social que se ha hecho viral en cuestión de horas por transformar el rostro de cualquier usuario de Facebook en el de una persona de la tercera edad con un realismo impresionante.

    No es cuestión de ser alarmista ni de pintar las cosas más negativas de lo que son, pero es importante entender hasta qué punto nuestras acciones en las redes tienen un impacto –aunque ese impacto suele estar más que camuflado y presentado en unas condiciones de uso que aprobamos a la ligera.

  • ¿Qué problema hay con FaceApp?

  • FaceApp funciona realmente bien, es una app que está fantásticamente bien diseñada y el resultado es impactante. Si a esto le sumamos que la principal característica, la que engancha de verdad, es gratuita… tienes la tormenta viral perfecta para que las redes sociales echen humo con capturas de la “app que te hace viejo”. 

    Pero bajo la apariencia de una aplicación lúdica y bastante inocua, que utiliza la inteligencia artificial y la realidad aumentada para generar una imagen de nosotros mismos con 30 años más, hay mucho que rascar.

    Dentro de esas condiciones de uso que aceptamos sin mirar en absoluto, nos encontramos con algunos aspectos bastante delicados. El primero es que estamos cediendo nuestra información e imágenes a Wireless Lab (los desarrolladores del invento). Al usar FaceApp, les estamos concediendo permiso a ellos y a sus afiliados (sean quien sean) a utilizar nuestros datos y fotos con fines comerciales.

  • Dicho de otra forma: no te extrañes si dentro de un tiempo tu fotografía aparece en un banner de cualquier producto. La empresa propietaria se reserva los derechos de “reproducir, modificar, adaptar y publicar” tu imagen sin que veas un céntimo y a perpetuidad.

  • ¿Quién es Wireless Lab y cuál es su posición al respecto?

  • La cara visible de la empresa es Yaroslav Goncharov, licenciado en Físicas y Matemáticas por la universidad pública de San Petersburgo. Después trabajó para Microsoft durante 2 años hasta que fundó su propia empresa (SPB Software), que fue adquirida por Yandex. Es decir, una empresa rusa.

    A los norteamericanos este tema no les hace ninguna gracia. Tanto es así que se ha deslizado la sospecha de que todo esto se podría estar utilizando para perfeccionar las herramientas de reconocimiento facial que utiliza el gobierno ruso.

    Goncharov se defiende diciendo que esto es absolutamente falso. Incluso va más allá y explica que nunca se utilizan más imágenes que las subidas por la app y que, en ningún caso, se accede a otras fotografías de la galería del terminal.

    La mayoría de estas fotos se almacenan durante 48h para evitar que el usuario tenga que volver a saturar la red cargando varias veces una misma imagen. No puntualiza en qué casos se mantienen por un plazo superior ni cuál es ese periodo.

    Aún así, juran que no van a vender los datos a terceros y que su monetización viene exclusivamente por la publicidad y las suscripciones a FaceApp Pro (3,99€ al mes o 19,99€ anuales); pero se reservan el derecho, con lo que pueden hacerlo te parezca lo que te parezca a ti.

  • Cómo borrar mis datos de FaceApp

  • Pues desgraciadamente no es tan sencillo como borrar la aplicación. Una vez que has descargado la aplicación y aceptado las condiciones, has dado tu aprobación para que hagan uso de ellos. 

    Aún así, con todo este revuelo, han tenido que ponerlo un poco más fácil. Desde los ajustes dentro de la aplicación (el clásico icono de la rueda dentada) podemos acceder a la asistencia. Pulsa sobre el icono del sobre y ve a la última opción: “Request cloud data removal”.

  • Se abrirá una ventana notificándote que se ha solicitado el borrado de tus datos de los servidores de la empresa. No va a ser automático: el propio responsable de Wireless Lab puntualiza que están saturados de solicitudes.
  • Las redes sociales no son un juego

  • Seguro que ya has leído esa frase que dice: “Si en Internet algo es gratis, es que el producto eres tú”. Nuestros datos como usuario, los de nuestra empresa y, no te quiero ni contar, los de nuestros clientes, tienen que estar blindados a toda prueba. La RGPD Europea está pensada para ofrecer un marco legal más seguro y las sanciones no son ninguna broma.

    El caso de FaceApp ha sido muy notorio, pero tenemos otros que han pasado casi inadvertidos aunque son igual de graves. Por ejemplo, este mismo mes nos hemos enterado de que Facebook inyecta metadatos en sus imágenes, de modo que puede hacer un seguimiento de las mismas incluso fuera de la red social.

    En las redes sociales, todas las herramientas que resultan atractivas encierran algunos riesgos que debemos conocer y evaluar, tanto a título personal como siendo responsables de una tienda online. Resumiendo: no entres al trapo de cualquier cosa hasta que tengas claro en qué te compromete.

  • Y tú, ¿has utilizado FaceApp en tu estrategia de eCommerce? ¿Te preocupa la privacidad de tus redes sociales corporativas? Comparte tu opinión en los comentarios.

  • Imágenes | FaceApp, Pexels.

Miguel Nicolás


Miguel Nicolás O’Shea es copywriter de toda la vida (más de 15 años trabajando en agencias) y especialista en Search Marketing (SEO y PPC). A partir de ahora va a aportar su experiencia en marketing online a Oleoshop, publicando con regularidad.
comments powered by Disqus

Buscar entradas

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar la medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto