Coronavirus: qué tener en cuenta a la vuelta de las vacaciones (1)

13/08/2020
  • Cuando se acaben los días de descanso, nos enfrentamos a un reto llamado coronavirus. ¿Qué debemos tener en cuenta a la vuelta de las vacaciones?

  • Desde principios de año asistimos a un cambio que afecta profundamente a absolutamente todo: el virus que ha modificado nuestra forma de vivir, trabajar e incluso de comprar. 

    Precisamente por la relevancia que ha tenido en nuestras vidas, desde el blog de Oleoshop le hemos dedicado más de un artículo. Por ejemplo, hemos hablado de cómo el coronavirus ha afectado al eCommerce y a los propios consumidores.

    Con el verano y las vacaciones, parece que todo ha quedado aparcado; pero los datos están ahí, y parece que seguiremos teniendo que convivir con esta realidad cuando nos reincorporemos a la rutina en septiembre.

  • Cosas a tener en cuenta a la vuelta de las vacaciones

  • La seguridad, la viabilidad del negocio, la adaptabilidad ante posibles cambios… hay mucho en lo que pensar. 

    No queremos amargarte tu descanso de emprendedor, pero a lo mejor no es mal momento para dedicarle un rato a pensar en lo que viene e ir organizando nuevos protocolos o comprando lo necesario para estar listos.

  • #1 – Cuarentena preventiva

  • Algo que se puede dar por sentado es que los trabajadores que han salido de vacaciones pueden ser un vector de contagio mayor. Al fin y al cabo todos nos relajamos, nos movemos más, estamos en contacto con otras personas o incluso nos relajamos un poco más de la cuenta al reencontrarnos con amigos y familiares.

    Para volver a la actividad con normalidad, no es una mala medida en absoluto el plantear dos semanas de teletrabajo antes de regresar a la oficina y las reuniones presenciales. Los trabajadores, socios y clientes entenderán que es una cuestión de seguridad.
  • #2 - ¿Qué hacemos con el teletrabajo?

  • Lo cierto es que se está demostrando que resulta no solo factible, sino hasta más productivo en muchísimas empresas. Como eCommerce, contamos con la ventaja de trabajar por y para Internet, lo que significa que estamos más preparados.

    Seguramente, este sea un buen momento para plantearte si existe la necesidad de mantener una oficina o apostar al 100% por un nuevo modelo empresarial.

    Detente un poco para analizar cómo ha sido, a nivel operativo, el periodo de teletrabajo durante el confinamiento (valorando todos los condicionantes que ya conocemos de sobra). Si el resultado es favorable y la gente que trabaja contigo está cómoda, ¿por qué no implementarlo como algo regular?

    De todas formas, no todo tiene que ser blanco o negro. Puedes establecer un régimen mixto, trabajando parcialmente desde casa con reuniones puntuales presenciales o sesiones de trabajo conjunto.

  • #3 – Dictando el protocolo presencial

  • Parece una obviedad, pero cuando la gente que trabaja junta no tiene unas directrices y todo queda a la arbitrariedad de cada uno, resulta fácil que terminemos por tener ciertas fricciones por diferencias de interpretación.

    Prepara un breve documento con los puntos muy claros. Contempla, por ejemplo, el uso de las zonas comunes, los supuestos en los que debe llevarse mascarilla, cómo desplazarse a reuniones, gestión de atención a proveedores, protocolo en el almacén, protocolos básicos de desinfección y limpieza…

    En el caso de contar con una tienda física, tampoco puedes olvidar diseñar las recomendaciones y obligaciones que deben cumplir los clientes. Es importante tanto para ellos como para los que trabajáis en el sector retail.

  • #4 – Adaptando las instalaciones

  • Es posible que antes de marcharte ya dejaras esto parcialmente resuelto, pero a la vuelta de las vacaciones tienes que tener en cuenta que es en otoño cuando se espera un recrudecimiento de los contagios por coronavirus.

    Con esto lo que te queremos decir es que conviene darle una vuelta a lo que has estado haciendo y a las necesidades que tienes que cubrir. Asegúrate de tener lo necesario en cuanto a los nuevos consumibles estrella (geles, mascarillas…), mamparas para los que tienen que estar de cara al público, etc.

    También debes garantizar la distancia entre los puestos de trabajo de, al menos, 1,5 metros. Redistribuye las mesas y organiza también la sala de reuniones.

  • #5 – Que fluya la comunicación

  • Habilita canales de comunicación que estén permanentemente abiertos con tu equipo. En el caso de tener un positivo, tienes que saberlo en cuanto se confirme o incluso se sospeche. 

    La cuestión no es estigmatizar a nadie, puesto que ninguna persona está a salvo; pero tiene que estar clara la responsabilidad que tenemos hacia los demás.

    Si se da el caso, hay que seguir el protocolo que marca Sanidad, aislarse y notificar a todas las personas que hayan sido contactos estrechos de ese trabajador (compañeros, proveedores…).

  • No hacen falta nuevas herramientas: simplemente estar accesible en los canales habituales (correo, teléfono, chats internos…) y enviar regularmente información sanitaria que refuerce el mensaje. 

    Esto del coronavirus no es un juego, y tanto las empresas como los emprendedores tenemos que asumir nuestra responsabilidad de ayudar a minimizar riesgos.

  • ¿Has pensado en todo ello? ¿Tienes claro qué tener en cuenta a la vuelta de las vacaciones con respecto al coronavirus? Estamos preparando una segunda entrega de aspectos a controlar y nos encantaría que aportaras tu granito de arena.

  • Imágenes | Unsplash.

Laia Ordoñez


Laia Ordóñez es experta en copywriting y marketing de contenidos para eCommerce. Es Marketing & Content Manager en DueHome, consultora independiente en copywriting y contenidos, y editora jefe del blog de Oleoshop.
comments powered by Disqus

Buscar entradas

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar la medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto