Tipos de penalizaciones de Google y en qué te afectan (1)

15/09/2015
  • Las penalizaciones de Google son una realidad temida por muchos, especialmente por los emprendedores pequeños y medianos que se ganan la vida con su propia tienda online. Si tú eres uno de ellos, te irá bien conocer un poco mejor qué tipos de penalizaciones de Google existen y en qué pueden afectar a tu negocio. De este modo, podrás evitar prácticas que pueden meterte en problemas o, en caso de que ya hayas sido penalizado, saber cómo recuperarte del golpe. En el post de hoy nos centraremos en explicar brevemente las penalizaciones relacionadas con el contenido de una web. 

  • 1. Penalizaciones de Google: Panda

  • Probablemente a estas alturas hayas oído hablar muchísimo de Panda, un algoritmo que Google lanzó en 2011 y que durante sus 3 primeros años de vida fue actualizado y vuelto a aplicar al motor de búsqueda cada mes. Panda es la mayor pesadilla de las páginas con contenido pobre, y su objetivo es evitar en la medida de lo posible que las webs con contenido de mala calidad aparezcan en los resultados de búsqueda. Dicho eso, aparece el primer problema: ¿qué entiende Google por contenido “pobre” o “de baja calidad”? 

  • Para responder a esta pregunta, Amit Singhal, jefe de búsqueda de Google, escribió en su día un post en el blog Google Webmaster Central en el que proporcionaba 23 preguntas que podían ayudar a diferenciar el buen del mal contenido, aunque en la práctica pueden resumirse en menos parámetros: si tu contenido está mal o pobremente escrito, es muy breve –menos de 300 palabras –, está duplicado y/o no aporta ningún valor al usuario, es con toda probabilidad contenido pobre y de baja calidad para Google, y tu página está esperando su turno para ser penalizada.

  • Sabrás que has sido penalizado por Panda si de repente notas un descenso muy pronunciado de tu tráfico orgánico. Panda es implacable, no tiene piedad con el contenido de mala calidad, y si tu página lo tiene, aunque sólo sea en algunas páginas, directamente diezmará el tráfico de toda tu web por igual. Además es una penalización difícil de solucionar porque es algorítmica, lo que significa que, una vez penalizada tu página, deberás primero solucionar el problema y luego esperar a que Google vuelva a actualizar y aplicar el algoritmo, algo para lo que puedes llegar a esperar semanas o incluso meses.

  • Como siempre, es mejor prevenir que curar. Para evitar una penalización de Panda, te recomendamos que tu tienda online y tu blog tengan siempre contenidos originales, bien escritos, que aporten valor al usuario y que no sean redundantes entre sí, y que si puedes te pongas en manos de profesionales del marketing de contenidos para un mejor resultado.

  • 2. Penalizaciones de Google: Thin Content

  • Esta penalización es manual, lo que significa que es mucho más fácil recuperarse de ella que de una de Panda. La de Thin Content es una penalización que castiga al contenido duplicado o de poco valor añadido, entendiendo por ello el que puede encontrarse igual fuera de nuestra página o dentro de ella. Con esto hay que tener cuidado, ya que a veces nos parece que no pasa nada por duplicar fichas de producto –como sucede cuando separamos los distintos atributos de un mismo producto en varias fichas, tal y como os contábamos hace unos días – y sí pasa: ¡podemos acabar penalizados! Para una definición más completa de lo que Google considera “thin content”, podéis consultar este post.

  • La penalización de Thin Content puede ser total o parcial: si el contenido duplicado o de poco valor añadido está en todas las páginas de nuestra tienda online o blog, lo más probable es que toda la web sufra la penalización; pero si el contenido duplicado afecta sólo a algunas páginas, lo más probable es que sólo esas páginas sean penalizadas. En ambos casos, la penalización no es muy evidente porque no afecta al tráfico de una manera tan dramática como Panda, pero pese a todo hay que solucionar el problema y una vez hecho eso pedir una revisión manual –algo que puede hacerse desde las Webmaster Tools (Search Traffic > Manual Actions).

  • 3. Penalizaciones de Google: Top Heavy

  • Esta penalización persigue y castiga el contenido sobrecargado o atiborrado de anuncios o spam, un tipo de contenido que se lo pone difícil al usuario para acceder rápidamente al contenido que estaba buscando al hacer clic en el resultado de búsqueda. Seguro que tú también has caído alguna vez en las redes de esos enlaces con títulos que invitan a hacer clic y cuando accedes a la web tienes que hacer scroll down varias veces para pasar todos los anuncios y llegar por fin al contenido que querías leer. Bien, pues este tipo de contenido es el que penaliza Top Heavy, aunque si quieres una definición más ajustada de lo que es el “top heavy content” aquí tienes la de Google.

  • Con Top Heavy no hay medias tintas: este tipo de penalización afecta a toda la web, es decir, que si la mayoría de páginas de una web tiene top heavy content, toda la web será penalizada. Y al tratarse de una penalización algorítmica, si te afecta deberás primero corregir ese contenido sobrecargado y luego esperar a que Google vuelva a aplicar el algoritmo, que en el caso de Top Heavy sucede sólo una vez al año. En cualquier caso, muy mal deberías hacerlo para sufrir una penalización: simplemente evita poner anuncios encima del contenido y procura crear una interfaz usable. Si lo haces, probablemente este algoritmo nunca te afecte.

  • 4. Penalizaciones de Google: Spam

  • Las penalizaciones por spam son también manuales, aunque si tu web es spam por todos lados, es casi imposible recuperarse de la penalización. Este tipo de acciones de Google tienen por objetivo evitar que las webs spammeras aparezcan en los resultados de búsqueda. Y de nuevo, como con Panda nos surge la duda: ¿qué entiende Google por “spam”?

  • Básicamente, una web puede ser considerada spammera por Google por varios motivos. El primero es que si la mayoría de tu contenido es duplicado o ha sido generado automáticamente y la mayoría de los enlaces que apuntan a tu web proceden de webs de spam, tu web será etiquetada por Google como “Spam puro” y enviada al infierno de Google, o lo que es lo mismo, fuera de los resultados de búsqueda. Es virtualmente imposible recuperarse de esta penalización, y lo mejor que puedes hacer es cambiar de dominio y empezar de cero. 

  • El segundo motivo por el que una web puede ser considera spammera es que incluya spam generado por los usuarios. Esto es habitual que suceda en foros o en páginas de marcadores sociales, por ejemplo, en que los usuarios utilizan la web para poner enlaces apuntando a otras páginas o publicar contenido malicioso. Y el tercer motivo, quizá el que más miedo da, es que tu web puede ser penalizada si el servidor compartido en el que está alojada aloja también a un gran número de webs spammeras. Así que la próxima vez que alguien te ofrezca un hosting tirado de precio, piénsatelo dos veces, ¡te puede caer una penalización por spam!

  • Imágenes | Shazzam Media, Kern Media, Got Groove, Fotolia.
    Foto de cabecera | Ext4 Blog.

Laia Ordoñez


Laia Ordóñez es experta en Marketing de Contenidos aplicado al eCommerce. Es fundadora de Karyukai, desde donde crea, edita y supervisa contenidos para clientes como Acumbamail, DueHome, Kartox o Textura entre muchos otros. Es editora jefe y redactora del blog de Oleoshop.
comments powered by Disqus

Buscar entradas

Últimas entradas

Cerrar mensaje política de cookies

¿Quieres mejorar tus ventas online?

Suscríbete y recibirás todos nuestros posts, ebooks i noticias en tu buzón. Cero SPAM, sólo contenidos de valor.