Pros y contras de los marketplaces

07/07/2015
  • Al empezar una tienda online, a menudo nos surge la duda de si vale la pena invertir en nuestra propia plataforma de ecommerce teniendo al alcance de la mano marketplaces como Amazon, eBay o Rakuten, que nos permiten empezar a vender rápidamente a un público muy amplio sin apenas inversión. Como todo en esta vida, los marketplaces tienen sus pros y sus contras, y aunque de entrada parecen un camino de rosas, lo cierto es que el camino está plagado de trampas. Hoy nos preguntamos si los marketplaces son plataformas en las que cualquiera que tenga intención de vender online debería estar presente o no, y lo hacemos compartiendo contigo sus principales pros y contras. Esperamos que con esta información puedas valorarlos y decidir si los beneficios potenciales que te ofrecen compensan sus riesgos a largo plazo.

  • 1. Pros de los marketplaces: venderás más (probablemente)

  • Y sobre todo en los primeros tiempos, que son los más duros. Y es que de todos es sabido que para que una tienda online independiente empiece a dar sus primeros frutos deberán pasar entre 6 meses y 2 años dependiendo de lo maduro que esté el sector. Ante estas cifras, y sobre todo ante la inversión en tiempo y dinero que suponen, no es de extrañar que más de uno se sienta tentado por el inmenso tráfico al que se accede instantáneamente si uno abre una tienda en un marketplace. Y es que ninguna tienda online independiente puede competir con la inversión publicitaria ni con el tráfico de Amazon, eBay o Rakuten, y eso hace que, muy probablemente, si abres una tienda online en cualquiera de estos sitios, empieces a vender más, mejor y mucho antes que si contaras sólo con recursos propios.

  • 2. Pros de los marketplaces: tus costes serán muy reducidos

  • Algunos marketplaces ­­–como Amazon– ofrecen tantas facilidades que puede darse el caso de que lo único que pongas tú sea el producto y el contenido; el resto lo pone el marketplace. Y por “el resto” nos referimos a todo lo demás: la plataforma de ecommerce, la logística, el transporte, el hosting, el SEO, la publicidad… Puede darse la situación de que tú sólo tengas que invertir cierto tiempo en crear tu pequeña tienda online dentro del marketplace; en escribir, activar y ampliar tu catálogo; y en gestionar los pedidos que recibas. Y todo por una módica comisión sobre cada venta. Parece el trato del siglo, ¿verdad? Es que lo es – siempre y cuando no tengas demasiado éxito, en cuyo caso las comisiones por venta quizá ya no te parezcan tan bajas y probablemente empieces a recelar de la información estratégica de tu negocio.

  • 3. Pros de los marketplaces: mantienes tu marca

  • Formar parte de un marketplace y vender tus productos exclusivamente a través de este tipo de sitios no implica renunciar a una marca propia, y eso es una ventaja. Como vendedor profesional, dispondrás de tu marca propia y de tu logo, y tus clientes podrán valorarte a ti en particular de manera independiente. También podrán buscar tu tienda dentro del marketplace y comprarte a ti y no a otro vendedor que venda productos de la misma categoría – igual que si estuvieran paseando en un centro comercial virtual y decidieran entrar en la tienda de la marca X y no la de la marca Y. Esto es un punto a favor, ya que a través de la experiencia del catálogo y de la atención al cliente que ofrezcas al usuario, puedes construir tu marca sin renunciar al tráfico y a los beneficios del marketplace.

  • 4. Contras de los marketplaces: tus clientes no son tuyos

  • Si has empezado a vender online a través de un marketplace y un buen día decides que ya has crecido lo suficiente como para tener tu propia tienda online, una de las peores sorpresas que puedes llevarte es descubrir de repente que ningún marketplace te permitirá exportar tu base de datos de clientes. Como lo oyes: en un marketplace los clientes no son tuyos, y por tanto nunca podrás tener una base de datos propia de los clientes que ya te han comprado. Tampoco tendrás nunca acceso a datos relevantes a la hora de realizar acciones promocionales, tales como el histórico de pedidos de cada cliente, su frecuencia de compra, su ticket medio, etc. Los marketplaces sencillamente te permiten acceder y vender a sus clientes, a condición de que estos se mantengan como tales. Salir y montar una tienda online propia es volver a empezar.

  • 5. Contras de los marketplaces: tu tienda tampoco es tuya

  • Es cierto que no invertirás ni un duro en hosting, plataforma de ecommerce, publicidad, SEO… pero también es igual de cierto que “tu tienda” de Amazon, eBay o Rakuten nunca será tuya. Los marketplaces te ceden un espacio en su catálogo para que tú, humilde vendedor, puedas vender tus productos a los millones de usuarios que visitan el marketplace a diario. Pero si el día de mañana decides que ya eres mayor y que quieres llevar tu tienda online de Amazon, eBay o Rakuten a un dominio propio, que no te sorprenda descubrir que no podrás duplicar la tienda: tendrás que volver a crear el catálogo desde cero, escribir otra vez las fichas de producto, subir las fotos… Todo eso además de contratar todo lo que no habías contratado hasta ahora, y como decíamos más arriba, sin un solo clienteA la luz de todo esto, y dado que hoy en día existen plataformas de ecommerce como Oleoshop o WooCommerce que por un precio más que razonable te permiten disponer de una tienda online en pocos pasos con plantillas prediseñadas muy chulas, plantéate si no te vale la pena montarte una tienda online propia –aunque sea muy sencilla – desde el principio.

  • 6. Contras de los marketplaces: venderás más, ¿pero a qué precio?

  • Las jugosas condiciones que ofrecen los marketplaces a los vendedores no son jugosas por casualidad: tienen por objetivo atraer a cuantos más vendedores mejor, porque el verdadero negocio del marketplace no está en las comisiones que le cobra al vendedor, sino en la base de clientes a la que atrae a costa del vendedor y sobre todo en la información estratégica que obtiene sobre un sinfín de sectores a través del vendedor, cosa que le permite detectar oportunidades de negocio y explotarlas a fondo, en ocasiones con muy poca ética. 

  • Es muy importante que tengas claro que el marketplace es tu competidor, y que vendiendo tus productos en su plataforma le estás proporcionando información confidencial sobre tu negocio, sobre tu facturación, sobre el tipo de producto vendes mejor, sobre tu volumen de clientes, sobre el volumen de negocio que generan tus best sellers… En definitiva, estarás permitiendo que tu peor competidor potencial, ese al que nunca podrás ganar, acceda sin censura al back-office de tu tienda

  • Antes comentábamos que vender en un marketplace te permitía ahorrar muchos costes… ¿pero cuál es el verdadero coste a largo plazo? Un marketplace pone a tu disposición un lugar aparentemente ideal donde vender tus productos, casi gratis y con un tráfico incomparable, pero lo hace a cambio de lo que tiene más valor para ti: tu base de clientes y toda la información estratégica sobre tu negocio y tu sector

    Así que como ves vender en un marketplace tiene sus pros y sus contras. Puede ser una opción interesante para pequeños comercios o incluso para particulares que quieren iniciarse en esto de vender online y empiezan con una capacidad de inversión igual a cero. También puede ser una buena idea incluir a los marketplaces en una estrategia de distribución más amplia como un complemento al negocio principal de la tienda online propia –siempre teniendo claro lo que significa vender en un marketplace en cuanto a propiedad de la tienda y los clientes se refiere. Pero quizá no parece tan buena opción si tu volumen de negocio es muy elevado o si no cuentas con una tienda online propia y toda tu facturación depende al 100% de los marketplaces.

    Y vosotros, ¿qué opináis sobre los marketplaces? ¿Marketplaces sí o no?

    Imágenes | Fotolia.

Laia Ordoñez


Laia Ordóñez es experta en copywriting y Marketing de Contenidos aplicado al eCommerce. Es fundadora de Karyukai, desde donde crea, edita y supervisa contenidos para clientes como DueHome, Intersport, Kartox o Akira Cómics entre otros. Es editora jefe y redactora del blog de Oleoshop.
comments powered by Disqus

Buscar entradas

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar la medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto