Por qué ofrecer productos digitales (aunque vendas otra cosa)

26/08/2016
  • Si eres usuario habitual de Internet, ya te habrás dado cuenta de que la red está llena de productos digitales. Archivos para descarga, cursos online y archivos de audio, entre otros, proliferan por doquier, y las empresas los ofrecen de varias maneras según cuál sea su objetivo. ¿Te has preguntado alguna vez por qué?

    Lo cierto es que los productos digitales son una gran idea, tanto si ya vendes algo que poco o nada tenga que ver con productos digitales como si lo que buscas es redondear tus ingresos o incrementar tu volumen de suscriptores. Y es que este tipo de productos te permitirá obtener ingresos adicionales a tu actividad principal, si los vendes como un extra; ganar registros o suscriptores, si los regalas a cambio de datos personales; o incluso levantar un buen negocio a partir de tu conocimiento, si conviertes su producción y difusión en tu principal actividad profesional.

    Apostar por la venta o difusión de productos digitales es una buena estrategia a la hora de ampliar horizontes en tu negocio. Si tu negocio principal ya funciona razonablemente bien, integrar los productos digitales en tu estrategia global puede ayudarte a mejorar aspectos clave de tu negocio y, por ende, tu rendimiento financiero y tu repercusión en el mercado.

    Hoy te mostramos algunas maneras eficaces de ofrecer productos digitales a tus clientes y seguidores.

  • ¿Qué son los productos digitales?

  • Pero primero definamos qué entendemos por productos digitales.

    Los productos digitales, también conocidos como infoproductos, son productos que se encuentran sólo en formato digital y que están basados en información, datos o experiencias del propio autor con la finalidad de entretener, formar o informar al consumidor.

    Dentro de los productos digitales, encontramos una gran variedad de formatos. Se trata básicamente de todas esas cosas que pueden ser vendidas en forma de descarga o acceso online. Entre ellos:

    • Archivos de audio
    • Archivos de vídeo
    • eBooks
    • Cursos online descargables o con acceso online
    • Software online
    • Herramientas web
    • Videojuegos online
    • Etc.

    A primera vista, crear un infoproducto puede parecer complicado, pero en realidad no lo es tanto. Por ejemplo, hoy en día existen herramientas online como Canva que te permitirán crear eBooks y elementos gráficos con diseños súper chulos sin tener ni idea de diseño gráfico. El mundo de las apps también es interesantísimo: en él encontrarás aplicaciones para smartphone con las que podrás grabar y editar tus propios vídeos, personalizar tus imágenes o crear tus propios GIFs animados, todo desde el móvil. Y si buscas un poco por la red, seguro que encuentras a más de una persona como tú que ofrece gratis un producto digital donde explica cómo crear y difundir productos digitales.

  • Los productos digitales de más éxito y cómo usarlos

  • Llegados a este punto, a lo mejor estás pensando: “Vale, todo esto está muy bien. Pero yo vendo petos y ranitas para bebé. ¿Cómo ofrezco un producto digital a mi público?” Si te estrujas un poco el cerebro, seguro que encuentras la manera de darle salida a los infoproductos en tu negocio. A continuación te mostramos cuáles son los infoproductos de más éxito y cómo puedes usarlos.

  • #1 – eBooks

  • Los libros digitales o eBooks fueron uno de los primeros infoproductos en popularizarse. El lanzamiento de las tablets los convirtió en un formato muy práctico y conveniente, porque permitía condensar grandes volúmenes de información en un ligero archivo PDF que podía leerse fácilmente desde el lector de eBooks o el iPad desde cualquier lugar.

    A día de hoy, y dejando de lado las novelas y los libros de ficción, los eBooks son un formato muy utilizado por profesionales que viven de un expertise en particular. Por ejemplo, consultores, especialistas en marketing o negocios, o expertos en algún otro tema.

    Los eBooks son ideales para difundir cápsulas de conocimiento, para ofrecer contenidos adicionales o exclusivos, o para crear recopilatorios de otros contenidos, como los del blog. La manera más eficaz (y habitual) de darles salida es ofrecerlos gratis a cambio del email del usuario, algo que le permite al autor del eBook aumentar los suscriptores a su lista de correo y seguir nutriéndoles de noticias, nuevos contenidos, lanzamientos de cursos, charlas, etc.

    ¿Cómo puedes usarlos si tú vendes otra cosa?

    Por ejemplo, puedes crear recopilatorios inspiradores o moodboards sobre temas concretos. Si te dedicas a la decoración, crea eBooks sobre decoración escandinava o estilo mediterráneo, con una buena compilación de imágenes y unos textos que demuestren lo mucho que sabes. Luego ofrécelos gratis a cambio del email, y suscribe ese email tanto a tu newsletter como a tu blog.

  • #2 – Cursos online o tutoriales

  • Si dispones de conocimientos únicos o de gran valor sobre una materia, serán muchos los interesados en hacerse con ese conocimiento. Por este motivo, los cursos online y los tutoriales son dos tipos de productos digitales enormemente demandados, y muy efectivos para conseguir un montón de objetivos.

    No hace falta que sólo te dediques a la formación para crear un curso online: tu actividad principal puede ser otra, pero tu audiencia puede estar muy interesada en hacerse con un poquito de tu extenso conocimiento. Así que aprovecha la oportunidad.

    ¿Cómo puedes crear tutoriales o cursos online?

    Por ejemplo, puedes crear tutoriales y cursos en formato vídeo. El vídeo te permitirá no perder mucho tiempo redactando, editando e insertando fotos, y si haces un guión previo que se sostenga bien, te ahorrarás también editar el vídeo. Este formato te sirve tanto para mostrar cómo hacer una actividad concreta (por ejemplo, una manualidad en un vídeo) como para crear un curso completo con varias lecciones (por ejemplo, una serie de 10 vídeos explicando 10 aspectos de un tema concreto).

    Hay varias formas interesantes de ofrecer a tu audiencia tus cursos y tutoriales:

    • Visionado gratis a cambio del email del usuario
    • Contenido exclusivo para tus suscriptores actuales
    • Visionado exclusivo para una comunidad, por ejemplo un grupo cerrado de Facebook
    • Visionado de pago por un precio igual o inferior a 1€ (con acceso de por vida)
    • Webinars en directo o en diferido

  • #3 – Música

  • Vale, si no eres músico es complicado que puedas ofrecerle a tu público un archivo de música original que valore lo suficiente como para pagar por él o darte sus datos. Pero los archivos de música están ahí, en streaming, y tú como marca puedes “curarlos” y ofrecerle a tu audiencia increíbles listas de música en lugares como Spotify. En este caso no podrás pedir nada a cambio, pero probablemente consigas ganar notoriedad y conectar mucho más con tu público.

    No te cortes y dale una oportunidad a los productos digitales, aunque vendas otra cosa. Como ves hay muchas maneras de darles salida y rentabilizarlos, ¡anímate a probar!

    Imágenes | Pixabay, Fotolia.

Laia Ordoñez


Laia Ordóñez es experta en copywriting y Marketing de Contenidos aplicado al eCommerce. Es fundadora de Karyukai, desde donde crea, edita y supervisa contenidos para clientes como DueHome, Intersport, Kartox o Akira Cómics entre otros. Es editora jefe y redactora del blog de Oleoshop.
comments powered by Disqus

Buscar entradas

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar la medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto