Cómo escribir para un blog: 5 errores formales y de SEO a evitar

06/11/2015
  • Tener un blog de éxito no sólo es cuestión de escribir bien: también hay que poner en práctica una serie de trucos y técnicas para que tu blog esté mejor posicionado. Si no eres consciente de estos trucos y técnicas, probablemente no los estés aplicando en tu blog, lo que puede acarrearte resultados pobres. Hoy repasamos los 5 errores formales y de SEO más frecuentes a la hora de escribir para un blog con el objetivo de que seas consciente de ellos y los evites a toda costa.

  • 1. Errores formales y de SEO: no usar el keyword

  • Ayer explicábamos lo importante que es realizar una keyword research antes de empezar a escribir para un blog: si sabes qué palabras clave van a ayudarte a posicionar mejor tu dominio, es mucho más fácil obtener resultados. Sin embargo, uno de los errores de SEO más frecuentes a la hora de escribir para un blog es olvidarse de incluir la palabra clave en el contenido, o incluirla con muy poca frecuencia. 

  • Cada post que desarrolles debe desplegarse creativamente alrededor de una palabra clave que es recomendable que aparezca en:

    • El título del post
    • El primer párrafo
    • A lo largo del contenido
    • En la meta-descripción
    • En los intertítulos (si los usas)

    No es obligatorio que el keyword aparezca en todos esos apartados, pero sí recomendable. En cuanto a la frecuencia de aparición del keyword, la clave está en encontrar el equilibrio y en ser naturales: como norma, debe aparecer las veces que expresivamente sea necesario para transmitir la idea global del post, ni más ni menos. Porque introducir la palabra clave demasiadas veces también es un error, quizá todavía más grave, como veremos a continuación.

  • 2. Errores formales y de SEO: keyword stuffing

  • El error anterior llevado al extremo opuesto es crear un post con una densidad excesiva de la palabra clave a trabajar. Esta práctica de black hat SEO penalizada por Google consiste en usar excesivamente el keyword en el texto con el objetivo de manipular al buscador para que le dé más relevancia al contenido. El efecto, como puedes adivinar, es justamente el contrario.

  • 3. Errores formales y de SEO: no optimizar las fotos

  • Este error de SEO puede acabar siendo un error formal muy evidente. En primer lugar, optimizar las fotos de tus posts te interesa para reducir el peso de la página y mejorar su velocidad de carga. Una buena velocidad de carga reduce la tasa de abandono del usuario y a la vez permite que Google indexe más páginas de tu web en menos tiempo, lo que hace que mejore tu posicionamiento orgánico. 

  • En segundo lugar, optimizar las fotos de tu blog, especialmente adaptando el tamaño de la foto a la anchura máxima permitida por la plantilla del blog (o menos si la foto original es más pequeña), es imprescindible si quieres que el layout del blog se presente al usuario en condiciones. ¿Alguna vez has entrado en un blog en el que el texto aparece perfectamente maquetado pero las fotos se salen de los márgenes? Eso son fotos no optimizadas, cuyo tamaño no se ha adaptado a la plantilla del blog.

    Aquí tienes una explicación detallada de por qué optimizar tus fotos y aquí podrás aprender cómo optimizar las fotos de tu blog o tienda online paso a paso. 

  • 4. Errores formales y de SEO: no incluir enlaces internos

  • Ya lo señalábamos hace unas semanas: la inclusión de enlaces internos es una práctica que puede contribuir a mejorar tu SEO, porque a través de este tipo de enlaces le estás otorgando autoridad a tu propio contenido ante Google. Lo ideal es que los enlaces internos salgan de posts con mucha autoridad –de mucho interés, con muchas visitas y con muchos marcadores sociales –, ya que así esos posts estrella transmiten su fuerza a otros contenidos de tu propio blog.

  • 5. Errores formales y de SEO: no citar la fuente de tus fotos

  • No citar la fuente de tus fotos es un error formal muy grave, lo que se conoce como un error de “netiqueta”. En Internet todos hemos usado fotos ajenas, y con la llegada de Pinterest y de Instagram hay verdaderas maravillas visuales al alcance de todos… Pero no está bien apropiarse de fotos ajenas, presentándolas en nuestro contenido como si fuesen propias, sin indicar claramente de dónde las hemos sacado.

    Por este motivo, es siempre muy aconsejable que, si usas fotos ajenas, indiques de dónde han salido en alguna parte del post, preferentemente bajo la foto o enlazando directamente la foto a su fuente original. Internet está lleno de artistas increíbles que merecen reconocimiento, especialmente si usas su trabajo para promocionar tu marca.

    ¿Te reconoces en alguno de estos errores formales y de SEO? ¿Cuál es tu experiencia en este sentido? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

    Descubre también si estás cometiendo alguno de estos errores de contenido:

    Imágenes | Fotolia.

Laia Ordoñez


Laia Ordóñez es experta en copywriting y Marketing de Contenidos aplicado al eCommerce. Es fundadora de Karyukai, desde donde crea, edita y supervisa contenidos para clientes como DueHome, Intersport, Kartox o Akira Cómics entre otros. Es editora jefe y redactora del blog de Oleoshop.
comments powered by Disqus

Buscar entradas

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar la medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto