Cómo abrir una pop up store (y no morir en el intento)

04/10/2016
  • Las pop up stores representan una gran oportunidad para cualquier comercio electrónico que quiera explorar la posibilidad de abrir su propio establecimiento físico, pero tiene muchas otras ventajas. En este post trataremos de darte algunas pautas y claves para que abras tu pop up store sin morir en el intento.

  • ¿Qué es una pop up store?

  • Empecemos por el principio, porque tal vez no hayas oído hablar de ellas. Las pop up stores son tiendas efímeras que están abiertas al público sólo durante un tiempo limitado. En realidad casi es más importante entender qué “no es” una pop up store y por qué. No es:

    • Una tienda. Al menos entendiendo que no es un local comercial que desempeña una actividad comercial concreta de forma indefinida. Las pop up stores tienen un carácter promocional más que de línea de negocio o canal de venta.
    • Un showroom. Es cierto que la pop up store tiene características en común con el showroom y que, en parte, puede funcionar a modo de exposición, aunque su carácter es mucho más transaccional.

    De alguna forma podríamos decir que una pop up store es un híbrido entre tienda y showroom pero con algunas características propias (principalmente su carácter temporal).     

  • ¿Para qué sirve una pop up store?

  • Este tipo de tiendas suponen una alternativa estupenda para todo aquel eCommerce que se plantee dar el salto al retail físico pero el compromiso (económico y de tiempo) que supone una tienda física o un showroom no le terminen de convencer. 

    Las pop up stores presentan las siguientes ventajas:

    • Llegan a clientes offline. Por mucho que repitamos que todo el mundo está en Internet no es exactamente así. Hay muchos compradores potenciales que no lo están o que, simplemente, están en Internet… pero en otro sitio y “no coincidís”.
    •  Hacen branding. El hecho de tener una tienda física (aunque sea por tiempo limitado) cala profundamente en nuestros clientes, y proyecta una sensación de autoridad y solidez de la que se beneficia la marca.
    • Optimizan el showrooming y el webrooming. Con una pop up store controlas ambos vectores: tanto aquellos compradores que observan los productos offline y compran online (showrooming) cómo los que revisan online y compran offline (webrooming).
    • Generan urgencia. El hecho de estar hablando de una ventana de tiempo limitada favorece la impulsividad de la compra y reduce la reflexividad que siempre es un freno.
    • Son muy útiles de cara a la estacionalidad. Si tu negocio es especialmente sensible a ciertos periodos del año, hacer campañas estacionales en una pop up store puede disparar tus ventas. Imagina que para Navidad, San Valentín, el día del Padre… pudieras tener una tienda que apoyase tu estrategia online.
    • No te compromete en el tiempo. Evidentemente requiere una inversión, pero no acarrea un compromiso con un alquiler, pagos mensuales de servicios... Es un excelente banco de pruebas para que sepas si puede llegar a ser rentable dar el paso al retail.
  • ¿Cómo se monta una pop up store?

  • Una vez que ya hemos tomado la decisión de abrir la pop up store necesitamos tener claro:

    • Requerimientos básicos. Desde un mínimo de metros cuadrados, decoración, equipamiento, personal o un almacén, a un TPV y una conexión a Internet suficiente.
    • Presupuesto. Es muy recomendable que hagas una lista con todos los requerimientos y los traduzcas a números para tener una idea lo más exacta posible de lo que te va a suponer a nivel de inversión.
  • ¿Dónde abrir una pop up store?

  • Teniendo claros los requerimientos y el dinero del que dispones llega una parte que puede resultar un poco descorazonadora: encontrar el espacio para la pop up store que tienes en mente. Por lo general, se suelen abrir en:

    • Corners en comercios: espacios alquilados en el interior de establecimientos comerciales.
    • Centros comerciales: empieza a ser común que los grandes centros comerciales dispongan de quioscos y puntos de venta efímeros en sus pasillos y vestíbulos.
    • Comercios sin uso: una gran forma de rentabilizar un local comercial sin actividad es alquilarlo de manera temporal.

    Esto supone que, en el momento en el que te decidas por uno u otro tipo de espacio, deberás buscar un local disponible. Lo habitual es recurrir a portales inmobiliarios o hablar directamente con los responsables de los centros comerciales o tiendas.

    Una buena alternativa es usar portales como Pop Places, que se dedican a ofrecer locales en España y en muchos otros países poniendo en contacto a los propietarios con los interesados en abrir una pop up store o en organizar un evento. Se simplifica mucho la tarea y te deja tiempo para pensar en organizar la tienda y la comunicación del evento.

  • Y tú, ¿te animas a abrir tu propia pop up store? ¿Te parece una opción interesante? ¿Cómo sería tu pop up store ideal? Cuéntanoslo en los comentarios.

    Imágenes | Fotolia, Pop Places.

Laia Ordoñez


Laia Ordóñez es experta en copywriting y Marketing de Contenidos aplicado al eCommerce. Es fundadora de Karyukai, desde donde crea, edita y supervisa contenidos para clientes como DueHome, Intersport, Kartox o Akira Cómics entre otros. Es editora jefe y redactora del blog de Oleoshop.
comments powered by Disqus

Buscar entradas

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar la medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto