Caso de éxito: Nasty Gal, la actualidad y el branding

03/11/2016
  • Such a nasty woman” (“qué mujer tan desagradable”), esa frase pronunciada por Donald Trump durante un debate electoral, refiriéndose a Hillary Clinton. Esa frase que provocó una tormenta de proporciones bíblicas en la opinión pública mundial y en las redes sociales. Mientras el mundo hablaba, una marca supo coger esa ola y surfearla como es debido. En el post de hoy te mostramos el caso de éxito de Nasty Gal, que detectó una oportunidad planetaria a raíz de ese debate y fue capaz de hacer crecer su negocio y su marca en base a una noticia que dio la vuelta al  mundo.

  • Los antecedentes

  • Durante un debate televisado el pasado 20 de octubre de 2016, Donald Trump lanzó ese improperio dedicado a Hilary Clinton: “such a nasty woman”. Lo que podía haber pasado por otra puya más entre dos candidatos, tuvo por esas cosas imprevisibles de lo viral, este efecto:

  • Una absoluta barbaridad en volúmenes de búsqueda, un pico estratosférico de consultas relacionadas con esta keyword. ¿Y qué es lo que pasa cuando hay muchas búsquedas? Pues que los SEOs y la gente de negocios se empiezan a dar cuchilladas en las páginas de resultados para estar más arriba en las consultas relacionadas. 

    En este caso se produjo un fenómeno casi instantáneo que dio lugar a lo que se ha bautizado cómo: The Nasty Woman Economy”. Todo el merchandising imaginable relacionado con la infame frase empezó a desbordarse por la red: tazas, bolsos, carcasas para el móvil… La web Swanky Press llegó a vender un escalofriante 350% más que su media diaria y la canciónNasty de Janet Jacksonque, no nos engañemos, ha conocido tiempos mejores– pegó un pelotazo en Spotify tras el debate creciendo sus reproducciones hasta un 250%.

  • La puesta en marcha

  • Llegados a este punto, Sophia Amoruso, fundadora de Nasty Gal, sacó a relucir su proverbial olfato para los negocios. Tenía entre manos una marca y una web que eran casi literalmente lo que todos buscaban en internet. Pero no sólo literalmente: además es que el branding de la marca está absolutamente en línea con la personalidad que Trump reprendía en Clinton, personalidad que para muchos (y especialmente para muchas) es sinónimo de coolness, independencia y determinación. La chica “Nasty Gal” es la chica que con los años se convierte en esa “nasty woman” y está orgullosa de ello.

    Así que Amoruso, ni corta ni perezosa, además de prácticamente identificar su marca con la figura de Hillary Clinton (algo que a la vez sirvió para apoyar su candidatura), la definió como una “nasty gal” en el mejor sentido de la palabra, y se destapó con el siguiente post en Instagram y Twitter:

  • Cómo podéis ver en la fotografía consiguió sacarle punta a un comentario muy poco afortunado presentando a Hillary con una “chupa de cuero” y un collar de clavos. Y, para terminar de rematar el asunto del branding, coló una chapa en la solapa de la chaqueta de Hillary con el logo de la marca. Todo muy punkie, perfectamente alineado con el hecho de ser una auténtica “bitch”.

    Este producto recibió, sólo en Instagram, cerca de 18.000 likes y más de 1.200 comentarios. La estrategia en redes sociales de Nasty Gal suele ser muy exitosa, pero en este caso consiguió dar un salto cualitativo en lo que a alcance se refiere.

  • La evolución del hit

  • A raíz de la capitalización del comentario de Trump para hacer branding, Nasty Gal vio su oportunidad de oro en el lanzamiento de una colección cápsula con todo tipo de productos asociados a la idea de la “nasty woman”. Bolsos, prendas, complementos… Incluso llegaron tan lejos como para crear una landing en la tienda online exclusivamente dedicada a las “nasty women”. Ni qué decir tiene que la colección cápsula arrasó

  • Conclusiones

  • En conjunto, se trata de un ejemplo excelente de cómo usar la actualidad para hacer branding, y de paso aumentar significativamente las ventas en un periodo en el que normalmente la gente no compra porque está esperando los descuentos del Black Friday. Un caso de éxito en toda regla, vamos.

    Como decimos no es que la marca pegase un pelotazo sin más, en realidad están haciendo las cosas muy bien desde hace mucho tiempo. Algunos datos hablan por sí solos: vende el 93% de su inventario sin recurrir a ofertas, tiene unos 250.000 visitantes al mes y un cuarto de estos visitan el site durante más de 7 minutos. Además, es todo un ejemplo de engagement ya que el 10% de esas visitas vuelven más de 100 veces al mes.

  • Dicho todo esto, de lo que hablamos es de cómo estar atento a la actualidad y a las redes sociales para ser capaz de capitalizar esa información en torno a nuestro branding. Si lo hacemos bien, podemos dar un salto considerable tanto a nivel de reputación como de ventas. 

  • Y tú, ¿qué tipo de noticia consideras que puedes capitalizar para tu marca? ¿Has usado antes la actualidad para hacer branding? Cuéntanos tu caso de éxito, nos encantará oírlo todo sobre él.

  • Imágenes | Nasty Gal.

Laia Ordoñez


Laia Ordóñez es experta en copywriting y Marketing de Contenidos aplicado al eCommerce. Es fundadora de Karyukai, desde donde crea, edita y supervisa contenidos para clientes como DueHome, Intersport, Kartox o Akira Cómics entre otros. Es editora jefe y redactora del blog de Oleoshop.
comments powered by Disqus

Buscar entradas

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar la medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto