5 fórmulas para regalar cupones descuento a tus clientes

02/11/2015
  • Una de las mejores maneras de premiar a tus clientes por su fidelidad y hacerles partícipes de la comunidad de tu tienda online es ofrecerles cupones descuento. Siempre puedes aplicar descuentos directos sobre el precio de producto mostrado en la tienda u ofrecer códigos descuento puntuales a todos tus clientes; pero un cupón descuento recibido por sorpresa en un pedido o en la bandeja de entrada del correo suele saborearse más y mejor, por inesperado. Por eso, hoy te proponemos 5 fórmulas para regalar cupones descuento a tus clientes con las que les sorprenderás gratamente y lograrás incrementar su amor por ti.

  • Regalar cupones descuento: el método clásico

  • La fórmula más típica de ofrecer un cupón descuento es insertarlo en el pedido junto con un bonito tarjetón con mensaje personalizado, en el que se detallen los motivos del regalo –por ejemplo, “Por ser uno de nuestros mejores clientes” o “Por volver a comprar con nosotros”. Normalmente este tipo de cupones se ofrecen en pedidos a partir de cierta cantidad o por la compra de determinados grupos de productos, y suelen consistir en códigos descuento a canjear en la tienda online.

  • Regalar cupones descuento: el co-branding

  • Una manera original de regalar cupones descuento es ofrecer en el pedido un pequeño cupón impreso con un código de descuento a validar en una tienda online afín a tu marca. Es una buena manera de ofrecer un plus con respecto a tu competencia, ya que normalmente los acuerdos de co-branding implican exclusividad, y también de acceder a una base de datos más amplia, ya que en un co-branding ambas marcas se dan a conocer en la base de datos de clientes de la otra marca.

  • Una variante del simple co-branding es el talonario de descuentos. Se trata de folletos que se reciben en el pedido y que incluyen varios cupones para gastar en varias tiendas más o menos afines entre sí. En la elaboración del talonario pueden llegar a participar 20 marcas o más, y tiene la ventaja de que con él puedes alcanzar a la base de datos de clientes de todas esas marcas, además de ganar mucha notoriedad. La desventaja es que participar en los talonarios suele ser más caro que hacer un simple co-branding, y además es probable que tu marca quede algo diluida entre las demás.

  • Regalar cupones descuento: canal cruzado

  • Si tienes una tienda física además de tienda online, una excelente fórmula es regalar cupones descuento a canjear en la tienda física, algo que te permitirá desvirtualizar la relación con tu cliente y, de paso, animarle a ver, tocar y probar tu oferta en primera persona. Esta fórmula suele funcionar muy bien si ofreces cupones descuentos aplicados a productos o servicios que sólo están en la tienda física. Por ejemplo, si tienes una tienda online de productos de belleza y en la tienda física ofreces servicio de estética, una buena idea es ofrecer un cupón descuento para hacer una limpieza facial o una manicura en la tienda física. De este modo incentivas al cliente para que se acerque a ver y probar tu producto, y creas la oportunidad de ofrecerle un servicio exclusivo más allá de la simple atención al cliente.

  • Regalar cupones descuento: por email

  • Si acabas de empezar, no quieres liarte y además no tienes mucho dinero para invertir, puedes enviar a tus clientes un cupón descuento por email tras la compra del producto. La mayoría de plataformas de ecommerce ofrecen una opción para configurar cupones descuento y enviarlos a un cliente o a grupos de clientes por correo, y en el caso de Oleoshop ofrecemos este servicio en nuestros planes Business y Premium (consulta todos nuestros planes aquí). Es la manera más práctica y directa de obsequiar a tus clientes sin complicarte la vida.

    Otra fórmula que te hará quedar muy bien es enviar el cupón descuento a través de un pequeño emailing o newsletter hecho a medida. Ganarás en personalización e imagen, aunque lógicamente deberás invertir algo más de tiempo y/o dinero en esta opción.

  • Regalar cupones descuento: para los mejores clientes

  • Deja volar un poco la imaginación y ofrece a tus clientes cupones descuento cuando menos se lo esperen. Por ejemplo, regala un descuento a los clientes que hayan superado un gasto total determinado en tu tienda, a los que hayan superado X pedidos realizados o a los que tengan una recurrencia de más de X pedidos cada X tiempo. Puedes hacerles llegar el cupón de varias maneras: en su próximo pedido mediante el método clásico del tarjetón, por email o newsletter, o incluso por carta, con todo el glamour que te da la papelería personalizada.

    Y tú, ¿con qué fórmula para regalar cupones descuento te quedas?

    Imágenes | Fotolia.

Laia Ordoñez


Laia Ordóñez es experta en copywriting y marketing de contenidos para eCommerce. Es Marketing & Content Manager en DueHome, consultora independiente en copywriting y contenidos, y editora jefe del blog de Oleoshop.
comments powered by Disqus

Buscar entradas

Últimas entradas

Este sitio web almacena datos como cookies para habilitar la funcionalidad necesaria del sitio, incluidos análisis y personalización. Puede cambiar su configuración en cualquier momento o aceptar la configuración predeterminada.

política de cookies

Esenciales

Las cookies necesarias ayudan a hacer una página web utilizable activando funciones básicas como la navegación en la página y el acceso a áreas seguras de la página web. La página web no puede funcionar adecuadamente sin estas cookies.


Personalización

Las cookies de personalización permiten a la página web recordar información que cambia la forma en que la página se comporta o el aspecto que tiene, como su idioma preferido o la región en la que usted se encuentra.


Análisis

Las cookies estadísticas ayudan a los propietarios de páginas web a comprender cómo interactúan los visitantes con las páginas web reuniendo y proporcionando información de forma anónima.


Marketing

Las cookies de marketing se utilizan para rastrear a los visitantes en las páginas web. La intención es mostrar anuncios relevantes y atractivos para el usuario individual, y por lo tanto, más valiosos para los editores y terceros anunciantes.